La CTA-A bonaerense participó de un encuentro nacional de secretarias y referentas de género

Durante toda la jornada de ayer se realizó en la sede nacional de la Central, un encuentro de secretarias de género de la CTA Autónoma de todo el país y de referentas de género de los sindicatos de base de la Central. La CTA-A bonaerense estuvo representada por la secretaria de Género, Alicia Meynard, y Natalia Robledo, referente del sector privado.

La reunión puso en común sobre las líneas de trabajo que se vienen realizando desde las Secretarías de Género e Igualdad de Oportunidades, acordadas en el encuentro nacional realizado en septiembre de 2019, a la vez que se debatió en torno a los principales ejes de trabajo de la Central en esta etapa política nacional, regional e internacional, y su proyección para los próximos meses.

En ese sentido Alicia Meynard expuso que «necesitamos realizar un debate profundo sobre qué feminismo queremos construir. Si pensamos que el feminismo que nosotras practicamos es palabra sagrada, estamos equivocadas».

Asimismo destacó las reuniones con la Ministra de la Mujer, las actividades que se realizarán el 8 y 9 de marzo por el Día Internacional de la Mujer, con paros y jornada de lucha en la provincia de Buenos Aires. Así como también la conformación de la agrupación política: Feminismos en Marcha, «con el compromiso de debatir y construir un feminismo popular y clasista en la provincia», aseguró Meynard. Y resaltó que Feminismos en Marcha está «encaminada en la Marcha Mundial de Mujeres, más allá de las diferencias políticas y metodológicas. Debemos aplicar realmente la sororidad, ya que muchas utilizan esa palabra solo en el discurso, porque en la práctica son tan violentas o más que los varones. Si pensamos diferente, no tienen que olvidarse que no somos enemigas».

Por último Meynard aseguró que «vamos a discutir en la plenaria provincial lo que se resuelva en la reunión con el peronismo federal, reunión de la que participaremos por primera vez. Seguiremos movilizándonos porque no vamos a dejar la calle hasta que logremos una provincia, un país y un mundo mas justo».

Entre las principales conclusiones, se acordó la importancia de sostener un espacio permanente e integral que fortalezca el trabajo colectivo para el desarrollo de políticas de género tenientes a terminar con la inequidad de género en el mundo del trabajo, avanzando en la transformación de las pautas culturales que generan desigualdades. En esta dirección se realizarán encuentros regionales en los próximos meses donde se profundicen los debates en torno a la construcción de poder desde los feminismos populares con identidad de clase y se fortalezca regionalmente las estrategias políticas definidas.

También se decidió la creación de un observatorio nacional –con aportes regionales- sobre las situaciones de violencia y acoso en el mundo del trabajo, y el seguimiento de los casos que judicializan y criminalizan a mujeres y diversidades por razones de género.

Además se definió sostener espacios de formación y de articulación regionales; materializar campañas de sensibilización y articulación para la eliminación de todo tipo de violencias; trabajar en torno a la Ley Micaela y participar de los ámbitos que se vayan generando para aportar a la política gubernamental en materia de cuidados. Continuar la exigencia de que se respete el cupo laboral trans, la ratificación del Convenio 190 de la OIT, el no pago de la deuda externa y su auditoria, jubilaciones y acordes a la canasta básica camino al 82% móvil, la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral y legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Fuente: agenciacta.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.