Reincorporan a delegado del Sindicato Joven CIS gracias a la afiliación directa

La Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo revocó una sentencia del Juzgado de Primera Instancia N.º 50 donde Roque Ignacio Castillo, trabajador del Hipódromo Argentino de Palermo, y afiliado directo a la CTA Autónoma denunció que fue víctima de un despido discriminatorio, anti sindical y contrario a la tutela que ostentaba en razón de haberse postulado al cargo de delegado en las elecciones convocadas por el Sindicato Joven CIS (Comercio, Industria y Servicios).

Estas sentencias se repiten en el último tiempo, ya sea en primeras o segundas instancias, en medidas cautelares o sentencias definitivas, como es el caso de Marcos Silva, en el sector de la sanidad. El caso de Silvio Tricerri en la agencia de repositores externos de TMT, miembro de la comisión directiva del sindicato joven, o de Karen Aguilera del Chango Más de Moreno, en este caso, la multinacional se rehúsa a acatar la medida cautelar y abona multas diarias que fueron transferidas a la trabajadora mientras se exige cumplimiento. Maximiliano Olivieri, chofer de la firma Empresa José María Ezeiza, volvió a su puesto de trabajo tras ser despedido luego de notificar su cargo en la comisión directiva del sindicato joven.

«En todos, se trata de afiliados directos a la CTA. Una figura creada en el año 92 y que en la actualidad se empieza a aplicar en el sector privado con múltiples resultados con un balance positivo», aseguró Gustavo Córdoba dirigente del Sindicato Joven CIS. Y detalló que «los trabajadores se afilian, notifican su afiliación y reclamos al empleador. Su afiliación se notifica al ministerio de trabajo, se presenta en nombre de ellos denuncias si corresponden».

«En la mayoría de los casos los empleadores no responden con despidos, aunque no significa que no existan represalias como el aislamiento, las sanciones injustas, la violencia laboral que inmediatamente se denuncia. Se asiste a los afiliados en audiencias de mediación», apuntó Córdoba.

El sindicato joven también impulsa las delegadas de género. «En los grandes centros de trabajo si existen solo delegados hombres situaciones tan cotidianas como el estado de los sanitarios para trabajadores embarazadas son cruciales, si solo hay delegados varones estos no tienen permitido el ingreso al baño de mujeres, por citar un caso. Hubo situaciones más graves donde la delegada de género del sindicato joven Agustina Lara intervino. Hay todo un campo por recorrer respecto a la agenda de género en el espacio laboral que excede a las estadísticas de la brecha salarial», explicó el dirigente.

«La afiliación directa resultó ser la mejor herramienta para los trabajadores que intentan dar los primeros pasos para sindicalizarse incluso para consolidar un proceso organizativo que brinde mecanismos de acceso al conocimiento de los derechos y el ejercicio de ellos. Acorta los caminos en la obtención de la personería jurídica donde muchas experiencias perecen. El sindicato ya existe, es la CTA Autónoma. Los agrupamientos sectoriales están previstos en el estatuto. Las herramientas existen, están ahí hace mas de 20 años, es ir y tomarlas y ponerlas en práctica siguiendo las banderas históricas que le dieron origen a esta central», afirmó Córdoba.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.