La CTA-A de Mar del Plata realizó capacitaciones sobre la Ley Micaela- Ley Nacional 27.499

Nunca alcanza solo con declamar, porque para hacer la diferencia hay que llenar los espacios de contenido, pero sobre todo de compromiso e ideología. Es por eso que durante el año 2019, desde la seccional de ATE y la CTA Autónoma de Mar del Plata se impulsaron las acciones necesarias para concretar la Capacitación de la ley Micaela.

En ese sentido se trabajó en un convenio de cooperación entre la Seccional ATE Mar del Plata y la UNMdP a través del cual se diseñó un seminario de tres encuentros, aprobado por el INAM y se capacitó de manera formal y obligatoria a todes les integrantes de Comisión Directiva de la Seccional y a delegades sectoriales de la organización. En línea con la capacitación realizada se propuso a los diferentes organismos públicos que a través de sus delegades arbitraran los medios necesarios para cumplir con la demanda que la ley implica para todes les integrantes del Estado en todos sus niveles y jerarquías.

Este intercambio de conocimientos nos permitió reflexionar sobre violencia de género en el ámbito laboral, desigualdades entre compañeros, compañeras y compañeres (sociales, laborales, económicas, remunerativas, de carrera, de funciones, etc), situaciones vivenciales de micromachismo y machismo implícito o explícito, violencia laboral, maltrato, destrato, discriminación, necesidad de confección de protocolos, ausencia de recursos humanos, legales, presupuestarios y de infraestructura que aborden las políticas laborales con perspectiva de género y la necesidad de reformular los paradigmas de las políticas públicas con la transversalidad que exigen los cambios arrolladores que se han venido produciendo por parte de las mujeres y diversidades en materia de derechos laborales, sociales y humanos.

Durante estos cuatro años de vaciamiento del Estado, nuestro gremio estuvo siempre a la cabeza de los reclamos y de las luchas, una gran parte de ellas fueron las luchas de género e igual de oportunidades en la diversidad, es por ello que hemos sido precursores de este tipo de propuestas, respondiendo siempre a las necesidades de les compañeres y transitando a la par de les trabajadores y realizando nuestros aportes para una mejor sociedad de derechos, apoyando los avances que les colectives han logrado con sus luchas.

En este sentido, creo que merece el caso que podamos contar un recuerdo. Hace unos años, cuando casi ninguna organización formal aceptaba la discordancia entre el nombre del documento nacional de identidad y el carnet de afiliación, tomamos en nuestra seccional el compromiso de garantizar a una compañera trans que su credencial de afiliación reflejara su autopercepcion y su decisión de vida, así fue que nuestra compañera pudo recibir a través del gremio que eligió para que la represente, la credencial con ese nombre que tanto deseaba.

Por eso resaltamos nuestro compromiso, porque hacemos lo que decimos que vamos a hacer y ponemos en marcha las acciones para lo que realmente es necesario lograr, porque entendemos como irrenunciable la responsabilidad de abordar, prevenir, denunciar, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y disidencias en los ámbitos de trabajo y en todo ámbito en el que sea necesario y posible intervenir desde lo formal, como organización o simplemente desde la sororidad y desde las relaciones interpersonales con nuestras compañeras y compañeres.

En el marco de lo establecido por la Ley Micaela, en memoria de Micaela Garcia y de todas y cada una de las compañeras y compañeres que han sufrido o sufren diariamente la violencia machista y la cultura heteronormativa del patriarcado, miramos con muy buenos ojos que desde la Presidencia de la Nación se haya comenzado a recorrer el camino de la deconstrucción a través de la capacitación en género y diversidades y destacamos nuestro respeto por la participación de Dora Barrancos, socióloga y asesora presidencial y de Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad en esta iniciativa de cumplir y hacer cumplir la Ley Micaela en todos los niveles del Estado y de manera igualitaria para todes, y deseamos que en cada organismo, desde el más grande al más pequeño se replique la formación y la capacitación que redunde en el beneficio de diseñar políticas públicas con real perspectiva de género y libres de violencia y desigualdad.

En palabras del Presidente, Alberto Fernández: «Lograr la igualdad no es solo una meta del Gobierno, es un compromiso que nuestra sociedad tiene con el futuro.» Entendemos que así debe ser para por construir entre todes una sociedad más justa y nuestro gremio en ese sentido continuará avanzando y en pie de lucha siempre.

Fuente: ATE Mar del Plata

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.