A partir de enero 20.000 chicos se quedan sin comer en Lanús

Por Victor De Gennaro*

Impresiona la información que nos acercan los secretarios de SUTEBA y ATE Lanús, los compañeros Liliana Rossi y Walter Pintos respectivamente, después de recorrer las instituciones escolares: han cesado los cupos que efectivizaron durante el año, aproximadamente 22.000 y ahora solo en 21 comedores se entregan 1060.

En una Lanús donde ya los números actualizados al cuarto trimestre del 2019 se aproximan a más 70.000 indigentes y cerca de 230.000 pobres es una irresponsabilidad retirar de la oferta de comida a más de la mitad de los chicos que las recibieron durante el año pasado.

En la presentación del informe de la Lucha contra el Hambre que realizamos en la UNLa el ultimo 6 de diciembre, alertábamos acerca de la necesidad de aumentar y superar la oferta de la comidas diarias (36 mil de lunes a viernes y casi la mitad los fines de semana) para llegar al mes de Marzo a 100.000, para a penas aproximarse a las necesidades del distrito y comenzar así el camino de terminar el Hambre en Lanús.

Sabíamos que esa era la primera etapa, y que casi sin solución de continuidad se deberá llevar a cabo las otras complementarias a Dar de Comer.

La segunda etapa debe avanzar hacia una Buena Alimentación, la cual deberá profundizarse conduciendo a la tercera Producción y comercialización de alimentos y por último la más estratégica, la cuarta etapa, Garantizar el volver a comer cada uno en su casa a través de las políticas de Educación, Salud, y fundamentalmente Trabajo.

En la investigación que realizamos aprendimos que hay más de 3.000 lanusenses que todos los días trabajan solidariamente para garantizar la comida a los necesitados.

Sabemos con los datos que tenemos, que la retirada de la oferta de la escuela pública impactará sobre las más de 14.000 comidas que hoy se ofrecen en el distrito, están manos de las Iglesias (Caritas, Evangélicas), las organizaciones sociales, sindicatos, fundaciones o voluntarios independientes de nuestra comunidad.

La mayoría de esos lugares, más de 130 en el caso de las organizaciones comunitarias, no han sido reconocidas aun por la municipalidad con el consiguiente desamparo y falta de recursos que surgen del estado Nacional, Provincial y hasta municipal. Siendo un treinta por ciento de ellos autogestionados y generados sus recursos solidariamente con distintas actividades y donaciones.

Vimos por lo tanto la necesidad de satisfacer el derecho a la alimentación, y nos esperanzo la voluntad de miles de lanusenses comprometidos a resolver este drama que padecen nuestros hermanos.

Brotaron en ese encuentro un montón de propuestas e iniciativas que nos está llevando a forjar el camino hacia la conformación de un gran movimiento «Lanús Libre De Hambre».

Este trabajo excede largamente a algún grupo o sector partidario, sindicato, organización social, religiosa o empresarial por separado y superando cualquier deferencia o grieta debemos asumir el desafío que planteo nuestro presidente Alberto Fernández y sintetizado por el ministro de Acción Social Daniel Arroyo: resolver la vergüenza del hambre en la Argentina y lograr el primer triunfo de la Unidad de todo el pueblo.

Nos toca a nosotros lanusenses, mostrar nuestra fuerza y nuestra confianza en la organización popular, y por eso llevamos las inquietudes al Concejo Deliberante donde los concejales de todos los bloques del Frente de todos tomaron la decisión de trabajar para una sesión especial, para informar estas cifras a la comunidad y llevar adelante políticas de reconocimiento a las comedores comunitarios, y controlar los destinos de los fondos de la Ley de emergencia alimentaria que aprobada en Lanús.

También convenimos con el Intendente sr. Néstor Grindetti realizar una reunión con todo su equipo de para elaborar y encaminar propuestas comunitarias para resolver este flagelo, y alentar la coordinación con los gobiernos provincial y nacional.

Agradecemos los aportes de los sectores y personalidades de Lanús que se están interesados y aportando no solo ideas sino también acción, desde las autoridades y los departamentos de la UNLa, los clubes de barrio, los Estudiantes secundarios, centros culturales, los históricos clubes lanusenses y de las distintas organizaciones comunitarias, con quienes estamos caminado a organizar entre todos los encuentros imprescindibles en la constitución de este movimiento capaz de alcanzar esta epopeya comunitaria.
Por supuesto el primer objetivo, es recuperar las 20.000 comidas diarias que han dejado de entregar y alcanzar en forma perentoria las 100.000 ofertas diarias de comida en el mes de marzo.

*Víctor De Gennaro, Presidente del congreso de partido Instrumento Electoral por la Unidad Popular, Diputado Nacional (MC), fundador de la CTA.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.