«Ningún salario por debajo de la canasta básica» dejó en claro la CTAA en masiva movilización a Ministerio de Trabajo

La CTA Autónoma y organizaciones del pueblo realizaron este mediodía una imponente movilización unitaria hacia la sede de la Cartera de Trabajo donde se celebraba la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil. El planteo de la CTA-A es exigir la inmediata fijación de un salario mínimo equivalente a la Canasta Básica Total y que esto incluya a jubilados, trabajadores precarizados y trabajadoras de casas particulares y empleados municipales y provinciales, a la vez que también demanda medidas que detengan la destrucción de puestos de trabajo.

La inmensa columna de trabajadores y trabajadoras de la CTA-A, con el colorido de las banderas de sus organizaciones de base, se fundió de manera unitaria con un sin número de sindicatos y organizaciones hermanas para dar una gran muestra de unidad de la Clase.

Omar Giuliani, Coordinador Nacional de la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTA-A) expresó su satisfacción porque por primera vez las organizaciones sociales participan de la reunión del Consejo del SMVM y manifestó, «Venimos con la FeNaT y la CTA Autónoma a decir que nadie debe estar por debajo de un salario que cubra los $32.000 que cuesta la Canasta Básica». El dirigente social también exigió que el SMVM debe tener una clausula de ajuste automático por inflación y que «esto también alcance a los que cobran el Salario Social Complementario ya que la pobreza hoy llega a más de 6 millones de niños y niñas. Aquellos que firmen un salario por debajo de esto, condenan al hambre a nuestros pibes y pibas.», aseguró Giuliani.

Pablo Spataro, Secretario General de CTA Capital celebró «La masividad de la movilización y el clima fraternal con las organizaciones hermanas» y enumeró las reivindicaciones de la Central de terminar con los salarios de hambre, aumento de las jubilaciones mínimas, frenar el desempleo y exigió el fin de los «beneficios al sector financiero para atender el reclamo urgente de los trabajadores y trabajadoras.»

Por su parte Olivia Ruíz, Secretaria de Previsión Social de la Central denunció la ausencia de los jubilados y jubiladas en el Consejo del Salario y exigió «un aumento de emergencia y queremos también discutir cuál van a ser la progresividad de los futuros reajustes al sector».

Poco después del mediodía la multitud partió desde la Plaza de la República, en el Centro porteño, para dirigirse por Avenida Corrientes y plantarse frente a la Secretaría de Trabajo y, en el clima de unidad que caracterizó la jornada, se realizó el acto unitario donde tomaron la palabra dirigentes de las organizaciones convocantes .

Ricardo Peidro, en nombre de la Conducción Nacional de la Central dijo: «Nuestro planteo es claro: Exigimos un cambio de la política económica y social, nadie por debajo de la línea de pobreza y un Salario Mínimo, vital y Móvil de $32.000 para cubrir la canasta básica de alimentos y servicios de las familias de nuestro país». Peidro también celebró la victoria sobre el neoliberalismo en las elecciones PASO y aseguró que «somos los que resistimos en estos 4 años, con los paros y la movilización en todos lados y estamos orgullosos de nuestra participación. Somos parte de la victoria contra Macri y en las urnas también se expresó la lucha de los compañeros».

El dirigente nacional de la CTA-A también exigió que ningún sector de la clase trabajadora quede excluido de la discusión salarial y que «Los compañeros de la economía popular tienen que participar del Consejo del Salario y también, deben estar los jubilados y trabajadoras provinciales». Peidro también dejó un mensaje para el futuro gobierno y dijo que los reclamos no se agotan en los planteos a Macri, sino que «los que asuman en diciembre tienen que tomar nota de las demandas urgentes de nuestro pueblo» y concluyó, «Ya derrotamos al gobierno y su política de hambre, ahora hay que sostener la unidad y la lucha para terminar con el modelo. Vamos a decir que nos van a tirar migajas, no nos vamos a resignar», concluyó.

Luego fue el turno de Jaqueline Flores de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) quien dijo, «Somos la resistencia que no entrega la dignidad. Llevamos 3 años batallando contra Macri y profundizando la unidad de la clase trabajadora. Le decimos al gobierno y a los patrones que tenemos la decisión de que en nuestra patria no haya mano de obra barata. Celebramos que hoy por primera vez las organizaciones sociales vamos a estar en la mesa de discusión».

Por su parte Freddy Mariño de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) felicitó a las organizaciones por esta gran muestra de unidad y dijo que «Es el tercer año que nos movilizamos acá. Larreta, Macri y Vidal nos hambrearon pero nuestros compañeros y compañeras enfrentaron el ajuste desde la resistencia y desde los comedores». Mariño también reivindicó a los miles de luchadores de las organizaciones de todo el país que sostuvieron la pelea contra el hambre y el saqueo y dijo que «esas organizaciones deberían también estar en esa reunión donde se decide el salario. En octubre tenemos que asegurar la victoria que nos permita discutir en diciembre condiciones para la clase trabajadora. No vamos a dar un cheque en blanco».

El compañero Charly del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) expresó que «si hay algo que nos enseñó este gobierno es que los trabajadores tenemos potencia y lo demostramos con resistencia a la Reforma Previsional. Sólo el pueblo salva al pueblo y que eso que también lo escuchen los que vienen. No vamos a permitir a ningún patrón o Ceo, que venga a robarnos la dignidad. No vamos a aceptar ningún salario por debajo de la línea de pobreza».

Walter Córdoba de Barrios de Pie afirmó que «es muy importante la unidad en la calle que gestamos en este tiempo de neoliberalismo y las victorias que logramos: El salario social complementario y la emergencia social, entre otras cosas. La experiencia que tuvimos nos impulsa a seguir peleando».

La compañera Malva del Frente Popular Darío Santillán (FPDS) exigió «Aumento de salarios ya» y dijo que «la deuda es con el pueblo y el ajuste es violencia patriarcal. La canasta básica es imposible de alcanzar con los salarios que tenemos. El gobierno que viene debe saber que no vamos a abandonar las calles».

Finalmente Oscar «Colo» de Isasi, Secretario General de CTA-A Buenos Aires, cerrando el acto dijo, «Este gobierno de neoliberales castigó a todos los trabajadores por igual, sean del ámbito público, privado y precarizado. A nosotros nos acusaban de vagos, pero los trabajadores del Estado estamos todos los días atendiendo a la gente en los hospitales, escuelas a lo largo y ancho del país y hasta ponen plata para atender a niños y niñas». De Isasi también se refirió a la derrota electoral provocada al gobierno de Macri y Vidal y dijo que «es el resultado de cientos de luchas que dimos en todo el país. Sí no hubiéramos peleado contra este modelo de exclusión, se habría consolidado. Cuándo se creían que podían aprobar la reforma laboral, luego de las elecciones del ’17, la resistencia popular frenó al gobierno. Sigamos en la calle para derrotarlos en octubre y echarlos en diciembre, pero también para conseguir todo lo que falta».

Mientras que la multitud seguía en clima de fiesta y unidad en la calle «Haciendo el Aguante», Ricardo Peidro, Claudia Baigorria, Cachorro Godoy, Daniel Jorajuria, Horacio Meguira y Omar Giuliani en representación de la Central Autónoma ingresaron a la sesión del Consejo del Salario. Los representantes de la máxima instancia de conducción de la Central presentaron allí un documento que sintetiza la posición de la central obrera que reproducimos a continuación.

Tras la ronda de discusiones y sin acuerdo entre las partes (cámaras empresarias, centrales obreras, finalmente el gobierno fijó por Decreto el nuevo SMVM en $16.500, lo que significa un aumento del 35%, a pagar en 3 cuotas no acumulativas: 13% agosto, 12% setiembre y 10% octubre. Frente a esto, nuestra Central ratifica el estado de alerta y movilización y permanece en diálogo con las organizaciones hermanas para acciones inmediatas.

Luego de la reunión, Claudia Baigorria, Secretaria Adjunta de la Central, quien participó de la reunión, dijo: “Tras la masiva marcha de la CTA Autónoma hasta el Ministerio de la Producción y el Trabajo, sesionó el Plenario del Consejo del Salario Mínimo. No habiendo acuerdo entre las partes (cámaras empresarias, centrales obreras – CTAA, CTAT y CGT – y el Ministerio como árbitro), finalmente el gobierno laudó fijando el nuevo SMVM”

En este sentido, informó: “Dispuso un aumento irrisorio de 35% en 3 cuotas: 13% agosto, 12% setiembre y 10% octubre. Cuotas no acumulativas. Salario final aproximado 16.500$. Con este valor, la Garantía Salarial Docente final será de $20.250. Nuestra Central ratifica el estado de alerta y movilización ante la mezquidad de las patronales empresarias y el gobierno de Macri en retirada, que siguen descargando el ajuste y el descalabro económico sobre las espaldas de la clase trabajadora”.

Equipo de Comunicación CTAA Nacional

Imágenes: Fabián Piedras

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.