“Somos los nuevos dueños y dueñas de esta empresa”

Este jueves pasará a la historia como un día de victoria para la clase obrera: después de seis meses de ocupar la fábrica y tras un quiebre fraudulento, las trabajadoras y los trabajadores de la ex Sport Tech, hoy Cooperativa 8 de Enero, abrieron sus puertas y volvieron a andar sus máquinas de coser. “Somos los nuevos dueños y dueñas de esta empresa”, dijo la trabajadora Mirta Franco, hoy integrante de la Cooperativa.

Desde Villa Lynch, con un frío que rajaba la tierra, Fernando Castillo, trabajador textil desde hace 15 años y hoy también miembro de la Cooperativa que definió organizarse en el SUCEV (sindicato unido de costureros y empleados del Vestido) perteneciente a la CTA Autónoma , dijo: “lo novedoso de esto es que el sindicalismo no sólo sirve para pelear por los salarios, sino que también sirve para ganar una fábrica y tener trabajo. Hoy por hoy, este sindicato de costureros/as y empleados/as del vestido CTA-A, que está conformado 70% por mujeres, forma parte de la CTA Autónoma, que fue quien nos abrió las puertas porque no tiene restricciones para trabajadores y trabajadoras extranjeras”. Y orgulloso mostró la producción en marcha: “Ya estamos haciendo camperas y tenemos pedidos 10 mil pantalones”.

En la recorrida por la fábrica, al ritmo del sonido de las máquinas de coser, Mirta Franco, trabajadora y parte de la cooperativa agregó: “Estamos muy contentas porque hoy se abre una puerta para todas y todos los trabajadores y también para el trabajador textil porque hoy puede contar con un nuevo sindicato. Agradecemos a esta marca por encargarnos este trabajo y poder demostrar lo que sabemos hacer. Sport Tech es nuestro, es de los trabajadores y las trabajadoras, pero ahora somos la Cooperativa 8 de Enero porque ese día decidimos no agachar la cabeza, luchar por nuestros derechos y nuestros puestos de trabajo”.

Durante el acto agradeció a la CTA Autónoma “que nos abrió las puertas y que nunca nos dejó solos. Somos los nuevos dueños de esta empresa”, saludó victoriosa.

Verónica Quinteros, abogada laboralista del Observatorio del Derecho Social detalló los meses de lucha: “El Gobierno de Macri está dejando sin laburo a miles de familias y acá se dio la necesidad de contar con todos y todas, es una carnicería lo que están haciendo. Contamos con la herramienta principal para poder obtener la victoria que fue el sindicato. Los abogados estamos para tomar lo poco que ofrece el Estado en términos jurídicos para ponerlo al servicio de los trabajadores, el Municipio también fue muy importante en este conflicto. Hay que demostrar que hay una salida de los trabajadores y trabajadoras. Ahora empieza el desafío más grande que es que los compañeros y las compañeras puedan producir y mantenerse”.

“Por día, nuestro pueblo expresa 8800 conflictos”, dijo Oscar “Colo” de Isasi, Secretario General de la CTA-A y ATE bonaerense. “En este país donde el poder hace ingeniería de la desesperanza, donde te plantea que si te tocó padecer no hay nada que hacerle, porque ‘dios lo definió así’. Y si no te tocó padecer vas a tener una vida privilegiada, como si fuera ley de la naturaleza que haya explotadores y explotados y por más que hagas lo que hagas no lo vas a poder cambiar»

«Yo creo que la Cooperativa 8 de Enero», continuó De Isasi, «como La Juana, otro triunfo de las compañeras de la Agrupación Mujeres de Garín organizadas en la CTA Autónoma, son fundamentalmente un canto a la esperanza de un pueblo que pelea. Y esto nos pone en un desafío a quienes tenemos responsabilidades en las organizaciones políticas y en las sindicales: cómo transformamos cada una de esas peleas en un proyecto político que vuelva a enamorar a nuestra gente. 8 de Enero demuestra que se puede soñar y que los sueños si uno pelea y se organiza, se hacen realidad”.

Seguidamente el secretario General Adjunto de la CTA Autónoma y secretario General de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy también tomó la palabra: “Producción, trabajo, organización de los y las trabajadoras, un nuevo modelo sindical puesto en marcha, son los hechos concretos que demuestran que es posible un nuevo tiempo en la Argentina. La unidad del campo popular tiene que alumbrar una nueva sociedad y que el Estado esté al servicio de las mayorías populares”.

Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA Autónoma dijo: “La CTA Autónoma no solamente respalda sino que confirma una consigna que tenemos desde hace mucho tiempo que es fábrica que cierra, queda en manos de los trabajadores y las trabajadoras. Por otro lado, sabemos que los y las trabajadoras pueden funcionar sin patrones porque tienen la capacidad de producir, de conducir y de dirigir”.

Desde las puertas de la nueva cooperativa sin patrones, Peidro señaló: “La lucha siempre lleva a la organización pero cuando lleva a un triunfo como éste, es una victoria de la clase trabajadora. Esto demuestra que derrotar a este modelo es posible. Tenemos la fuerza y la organización para construir la sociedad que queremos, que soñamos. Este hito es un faro en el camino”.

Estuvieron presentes también Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la Central, Hebe Nelli, Secretaria Gremial de la CTA-A porteña, Omar Giuliani, Coordinador de la Fenat. En tanto que por la Mesa Provincial Bonaerense estuvieron Carlos Díaz, Juan Manuel Laurenzo, Alejandra Brillñante, Dolores Fusé, Pablo Centurión.

Al finalizar el acto, se cortó la cinta de clausura y todos y todas (trabajadores, trabajadoras, dirigentes, dirigentas, organizaciones hermanas, funcionarios y funcionarias de la Municipalidad de San Martín) festejaron un rico y calentito guiso de lentejas.

Fuente: ACTA / Equipo de Comunicación CTAA BsAs

Galería

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.