La CTA Autónoma de Buenos Aires volvió a gritar ¡Ni Una Menos!

Este lunes, la CTA Autónoma volvió a marchar en unidad con otras centrales obreras y organizaciones de la economía popular, contra la violencia en todas sus formas y por la no eliminación de la Ley de Moratorias. Fue el femicidio de Chiara Páez, que en el año 2015 encendió la bronca organizada que dio lugar a la primera marcha por Ni Una Menos. Desde entonces, al 20 de mayo de 2019, hubo 1193 femicidios en la Argentina, es decir un femicidio cada 29 horas en nuestro país en los últimos 4 años. En lo que va del 2019 venimos relevando 133 femicidios, es decir, 1 cada 25 horas.

Durante la masiva movilización que colmó las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Alejandra Brillante, secretaria de Previsión Social de la CTA-A bonaerense, recordó que «a cuatro años del nacimiento del Ni Una Menos, porque nos mataban una mujer cada 21 horas, decidimos desde el movimiento de mujeres y la sociedad en su conjunto que no podíamos seguir permitiendo que nos mataran por el solo hecho de ser mujeres».

Asimismo indicó que «las jubiladas de la CTA Autónoma decimos que la seguridad social es un derecho, necesitamos los medicamentos para poder atendernos, que seamos atendidas como corresponde en hospitales y clínicas. No queremos que nos maten, queremos mas políticas integradoras que nos contengan a todas, porque la falta de atención, de políticas públicas y de sueldos dignos también nos llevan a la muerte».

Por su parte Nadia Trinchero, dirigenta de AAPM y secretaria General Adjunta de la CTA-A bonaerense dijo: «estoy orgullosa de marchar con mis compañeras de CTA Autónoma y AAPM apoyando el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo y exigiendo al gobierno que garantice la fuente de trabajo de las mujeres ya que somos de los sectores más vulnerables en relación a la tasa de desempleo. También preparándonos para el próximo 34 ENM que ya está muy cerca».

Por su parte Alicia Meynard, secretaria de Género de la Central bonaerense, aseguró que «hoy es un día importantísimo en la lucha por la defensa de nuestros derechos como mujeres, sobre todo el derecho a vivir libres, seguras y dignamente». Y agregó que «somos millones de mujeres que salimos a las calles a expresar que no queremos ni una muerta mas por la violencia machista, por la falta de políticas con perspectiva de género».

«Hoy es un día particular en nuestra lucha y como cada 3 de junio estamos siendo parte como trabajadoras estatales», expresó Vanina Rodriguez, pro secretaria Gremial de ATE, y agregó: «Nosotras sabemos que muchas situaciones de violencia que suceden en el ámbito familiar muchas veces también se trasladan a lo laboral. Y hoy en la Provincia de Buenos Aires tenemos una ley que establece una licencia para mujeres en situaciones de violencia y que no está reglamentada por decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal. Además la normativa deja afuera a otras identidades que también sufren violencia. También vamos a seguir reclamando por la plena aplicación del Cupo Laboral Trans».

En ese sentido Oscar de Isasi, secretario General de la CTA-A bonaerense, aseguró que «una vez mas presentes porque estamos convencidos que hay que terminar con este tipo de flagelo siniestro como es los femicidios y la violencia de género. Por eso es muy importante para nosotros estar presentes como lo hicimos en el 8M y en la entrega del proyecto de Ley de IVE».

«Hace tiempo acunamos que habrá liberación de la clase trabajadora si hay equidad de género e igualdad de oportunidades, por lo tanto hacia allá vamos. Haciendo la experiencia todos juntos, con aciertos, con errores, pero todos juntos porque para nosotros es fundamental ir hombres, mujeres y todos los géneros en un plano de igualdad», concluyó de Isasi.

Por último Liliana Fernández, trabajadora territorial de Abasto e integrante de la Mesa de la CTA-A regional La Plata-Ensenada, indicó que «es un nuevo día de lucha donde las trabajadoras volvemos a instalar el Ni Una Menos». Y remarcó que «para las trabajadoras de los barrios tiene una importancia muy grande este nivel de organización de las compañeras. Porque en estos momentos donde las políticas de Macri, Vidal y Garro azotan los territorios, somos las compañeras quienes nos tenemos que cargar la realidad al hombro para resolver las situaciones de emergencia: organizándonos en copas de leche, comedores, para contener el hambre».

«Por eso esta respuesta por parte de todas las mujeres organizadas marca un rumbo para transformar la sociedad en una mas igualitaria», esgrimió Fernández.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.