A 42 años, Margarita Noia recuerda la Primera Ronda de las Madres en Plaza de Mayo

Margarita Noia es integrante de Herman@s de Desaparecid@s por la verdad y la Juticia, hija de  Josefina “Pepa” García de Noia, cofundadora de Madres de Plaza de Mayo y hermana de María de Lourdes Noia de Mezzadra, desaparecida por la última dictadura cívico eclesiástico militar. Actualmente es la Secretaria de Derechos Humanos de la CTA Autónoma Capital, y recordó en primera persona el día que las Madres con gran coraje cívico, salieron a la calle en búsqueda de sus hijxs.

Hoy se cumplen 42 años del primer encuentro en la Plaza de Mayo de quienes en ese momento estaban sumidas en la desesperación más profunda, por no saber dónde tenían detenidos y detenidas a sus hijos e hijas.
Ese día fueron 14 pero sucesivamente fueron llegando, más y más, por lo cual el 30 de abril de 1977 fue el comienzo de la organización de las Madres, quienes aún sin saberlo estaban pariendo una parte importantísima de la historia de nuestro país. Su lucha organizadas les permitió llevar adelante el dolor más grande que se puede sentir que es la desaparición forzada de un ser querido, en este caso nada más ni nada menos que sus hijos e hijas. Se enfrentaron a la dictadura cívico, militar, esclesíastica más sangrienta que nos tocó vivir y hasta el día de hoy ya rondando los 90 años, un poco para arriba y otro poco para abajo, siguen reclamando por Memoria, Verdad y Justicia.
Y muy merecidamente hoy es el día del Coraje Cívico en la ciudad de Buenos Aires en reconocimiento a su lucha.

Mí mamá Pepa Noia formó parte de esas 14 primeras, llegó muy temprano a la Plaza porque estaba muy ansiosa con esta nueva iniciativa.
Mí hermana María de Lourdes Noia, fue detenida desaparecida el 13 de octubre de 1976 y llevada a la ESMA, lo cual en aquel momento no sabíamos, y con mí mamá desde el 14 de octubre íbamos a todos lados, al Departamento Central de Policía, a la Comisaría 18, al Ministerio del Interior, Iglesias, Regimientos militares, y todos los sitios donde pudiéramos encontrar alguna respuesta.

Y cada vez te ibas encontrando con más familias en la misma situación. Por eso cuando Azucena Villaflor propone en la vicaría castrense, reunirse en la Plaza fue el gran paso que dieron para marcar un nuevo camino en unidad y de logros, que lamentablemente no ha sido encontrar a sus hijos e hijas, pero con mucha entereza lograron los juicios, la recuperación de los bebés apropiados (hoy adultos) y también a través del Equipo de Antropología Forence se han recuperado los restos de muchos compañeros y compañeras en tumbas NN.

Quiero destacar la lucha de estas Madres, el orgullo que siento por todas ellas, en especial por mí Pepa que hasta los 94 años no abandonó físicamente esa Plaza y que sin ninguna duda sigue desde donde esté acompañándonos, igual que mí hermana Lourdes militante de la JP del movimiento de inquilinos y del villero, del programa de alfabetización y de la JTP docentes, que también es parte de l@s 30000 y siempre están PRESENTES!!!!

Anexo: entrevista realizada por la Biblioteca Nacional Mariano Moreno en 2012. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.