Colmada participación en la segunda jornada del Tercer ENN

Con paneles, talleres y espacios lúdicos donde participan mas de mil pibes, pibas, trabajadores y trabajadoras se desarrolla la segunda jornada del Tercer Encuentro Nacional por la Niñez en la Universidad del Comahue, Viedma, Río Negro.

Durante este segundo día se presentan talleres, paneles y mesas de trabajo que tratan variadas temáticas que van desde migraciones e impacto en la niñez, derecho a la alimentación, cumplimiento de tratados de derechos humanos, el avance del Estado punitivo, género y transgénero en la niñez, entre otros.

En la mesa de trabajo Trabajadorxs del Estado en la defensa de los derechos humanos, Oscar de Isasi, secretario General de la CTA Autónoma y ATE Buenos Aires, destacó que “estamos en tiempos que tenemos que establecer una premisa: el poder a través de los medios nos intenta convencer que la Argentina está quebrada. Nosotros tenemos que decirle a nuestra gente que la Argentina tiene una inmensa riqueza concentrada en pocas manos. El desafío está en crear poder para distribuir esa riqueza”.

“Una de las consecuencias de ese modelo económico es la pobreza de nuestros pibes. El presupuesto 2019 lo expresa mejor que nunca: 1,7 billones de pesos se fueron a cualquier lado menos a salud, educación, niñez”, sentenció.

“Quieren que los trabajadores sociales y de niñez seamos carceleros. El Estado en vez de emplear trabajadores en organismos de niñez, emplea guarda cárceles del sistema penal. Al sistema le sirve que los pibes sigan excluidos en la riqueza”, aseguró de Isasi. Y aclaró que “es condición necesaria para transformar este modelo, transformar el Estado. Tenemos que ir en disputa de ese Estado democrático, participativo y popular”.

En esa misma mesa María José Cano, referente del Foro por la Niñez y el Colegio de Trabajadores Sociales de la provincia de Buenos Aires, aportó datos mas que impactantes: «el Observatorio de la UCA viene planteó que 8 millones de pibes viven en la pobreza, equivalente al 50% del total, porcentaje que asciende al 63% si los pibes se encuentran avasallados en alguno de sus derechos».

En ese sentido señaló que hay un «43% malnutrición en la provincia de Buenos Aires; 25% no consultó médico; 54% no consultó dentista», y la escalofriante cifra de que «en 2016 hubo 290 femicidios, de las cuales la mitad eran niñas». Y apuntó que «es necesario federalizar políticas de niñez para que no haya desigualdades entre las provincias».

Por su parte Rodolfo Aguiar, secretario General de ATE Río Negro, afirmó: “Tenemos que construir políticas de niñez con perspectiva de género y discapacidad. No podemos concebir la militarización del territorio. Hay que seguir constituyendo una agenda colectiva nacional que confronte con la agenda de los gobiernos y ponga en evidencia la dura realidad de la niñez”.

En el panel Cumplimiento de tratados de derechos humanos, Norberto Liwski, Presidente de Defensa de los Niños Internacional (DNI), Ex-Vicepresidente del Comité de Derechos del Niño de la ONU, indicó que «los adultos pueden escuchar a los pibes siempre que estén preparados para ser interpelados y escuchar cosas que no les gusten». Y recordó que «cuando fuimos al Comité a presentarles el Informe y vieron que los que iban a hablar eran los pibes y las pibas, se quedaron perplejos. No le gustó escuchar lo que decían y hasta nos criticaron por eso».

«Tenemos que luchar para que no vuelvan a archivar otro Informe y que nos nos tomen de tontos, porque el presupuesto 2019 desoye todas las sugerencias de este Informe», señaló Liwsky.

En el panel Derecho a la alimentación y soberanía sobre los alimentos, Nicolás Sebas, del INTA Río Negro y el agroecológico familias bolivianas, dijo que «la propiedad de la tierra condiciona la producción. Los productores hortícolas tienen contratos de alquiler de la tierra muy precarios, entonces hay que producir verduras y hortalizas en plazos cortos, y para esto usan agroquímicos».

«Proponemos la transición agroecológica a productores que no son dueños de la tierra. Ofrecemos un paquete de opciones para esto con la autogestión de fertilizantes naturales, entre otras cosas», indicó Sebas. Además, señaló: «generamos un circuito de comercialización local para quiénes quieran consumir sin agroquímicos o con menos agroquímicos. Esto es soberanía alimentaria. En pequeña escala pero viable, concreta, posible».

Asimismo en la mesa de Género y Transgénero en la niñez, donde participaron las Che Pibas, Ornella Infante, activista Trans integrante de ATTTA, manifestó que «cuando se acepta la identidad sexual, la expectativa de vida se asemeja al resto de la población. La expectativa de vida de las trans es de 40-45, porque además de sus condiciones de vida, las modificaciones que hacen en su cuerpo tienen consecuencias negativas para su salud, sobre todo cuando utilizan materiales baratos o que no son para ese uso».

«Tenemos una ley de identidad de género, única en el mundo. Logramos el cupo laboral trans en la provincia y muy pronto tendremos en esta facultad compañeras trabajando. También hay un proyecto de ley de la diputada Horne de eliminar el sexo en el DNI», indicó Ornella. Y señaló que «esto sirve para continuar allanando este camino y terminar con este sistema patriarcal, clerical, binarista».

Y concluyó hablándole a las docentes: «si un niño, niña o niñe se muestra con su identidad de género es porque confía en ustedes más que en sus padres. No frenen esa niñez. No los condenen a que se mueran a los 35 o 40 años como les pasó a mis amigas».

De esta manera amplia y participativa lxs pibxs siguen marcando el camino a transitar para enfrentar al sistema y proponer alternativas que permitan al campo popular generar propuestas de salida a la crisis desde la clase, con un presente y un futuro digno para lxs pibes de Argentina.

Galería de imágenes: https://goo.gl/Z5UANw

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.