Estatales y docentes marcharon a dirección de escuelas

ATE provincia de Buenos Aires, junto a gremios docentes, e integrantes de la comunidad educativa marcharon por las calles de la ciudad de La Plata hacia la Dirección General de Cultura y Educación y luego se dirigieron hacia la Gobernación para exigir justicia para Sandra y Rubén, trabajadores de escuelas fallecidos en Moreno a raíz de la desidia de los funcionarios bonaerenses. Por eso los miles movilizados reclamaron castigo a los responsables políticos, señalando a la gobernadora, María Eugenia Vidal, al director de escuelas Gabriel Sánchez Zinni, al (ex) interventor del Consejo Escolar de Moreno y al ministro de trabajo Marcelo Villegas.

Entre los principales reclamos se oyeron fuerte el pedido de inversión en infraestructura, condiciones dignas y seguras de trabajo, y paritarias libres.

Del acto participaron seccionales como Moreno, Berazategui, La Matanza, Berisso, Lanús, entre otras, y además de la presencia de la dirigencia provincial de ATE también estuvo la conducción nacional encabezada por su titular, Hugo Godoy.

Oscar de Isasi, secretario general de ATE y de la CTA Autónoma bonaerenses, saludó a los familiares de Rubén y Sandra y advirtió que “desde nuestro gremio les decimos que no están solos. Vamos a hacer todo lo que esté al alcance para que se haga justicia y se resuelvan los problemas de infraestructura”.

“Este acto es un escalón más en la lucha por justicia y dignidad para la escuela pública. Denunciamos el manejo siniestro que hicieron y las muertes de nuestros compañeros. Repudiamos a la gobernadora Vidal por tratar de engañar a la sociedad sobre lo que esta pasando”, agregó.

Respecto a lo sucedido en Moreno, precisó que “hubo al menos cinco informes diciendo que la escuela tenía problemas. Tomaron la decisión de no invertir y hoy estamos en presencia de una responsabilidad concreta y queremos que paguen por esa responsabilidad”.

Además, exigió “los recursos necesarios para la seguridad laboral de los trabajadores y los pibes. Rubén y Sandra hacían mucho más de los que les correspondía, y eso es amor de los docentes y auxiliares hacia su pueblo. Por todo ello reclamamos una mayor inversión en infraestructura y anunciamos que seguiremos construyendo fuerza para luchar por un cambio en las escuelas, por salarios dignos, por estabilidad laboral y por condiciones de trabajo dignas”.

Por último, consideró que “el gobierno responde descargando la crisis sobre los sectores más vulnerables, desfinancia el sistema educativo, y toma la decisión consciente de disminuir las partidas en políticas sociales mientras aumenta el pago de la deuda externa”.

Mirta Petrocini, presidenta de la FEB, dijo “que la falta de Sandra y Rubén no será en vano, y estarán presentes junto con otros docentes que dieron la vida con su lucha. Fueron victimas de denuncias que el gobierno de la provincia de Buenos Aires desestimó y ahora buscan un chivo expiatorio para desligar sus culpas”.

Por su parte, Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, pidió “un aplauso para la escuela 49 de Mreno, para los familiares, docentes, auxiliares y para Sandra y Rubén. Y para la escuela 516 de Melchor Romero, donde un compañero fue víctima de las políticas de la provincia”.

“Esas muertes podrían haberse evitado. La gobernadora, los ministros de Educación, de Trabajo y el interventor del Consejo Escolar son los responsables de lo ocurrido en Moreno por no ocuparse de la problemática. Están más preocupados en ver cómo les repercute lo ocurrido en la intención de voto mientras hablan de intencionalidad política, cuando Sandra y Rubén hoy tendrían que estar acá”, cuestionó.

Luego María Inés Busso, secretaria adjunta de SADOP bonaerense, indicó que “estamos en la calle para decir basta con el ajuste en educación. Nos duelen las muertes de Sandra y de Rubén. En las escuelas privadas también tenemos con problemas en infraestructura y colegios cerrados. Le exigimos a Vidal que se fije lo que hacen nuestros patrones con La Plata de las subvenciones”.

Mientras que Miguel Díaz, titular de UDOCBA, añadió que “no saben administrar y no quieren administrar. Nos quieren someter a salarios miserables, y esos salarios son el reflejo de lo que ocurre en las escuelas. Una inversión miserable. La gobernadora tomó la decisión de que las escuelas con problemas cierren para que no se note el conflicto”.

Fuente: atepba.org.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.