Indignante: pibxs se turnan para ir a clases por falta de sillas y bancos

Mientras el colegio privado «Crear y Ser» de Morón al que asisten los hijos de la Gobernadora Vidal recibe un subsidio que llega al 60%, Auxiliares de la Educación, madres, padres, docentes y alumnos denuncian que cada vez son más los casos en que por falta de bancos y sillas, los docentes se ven obligados a «partir» las clases en grupos.

En diálogo con el Equipo de Comunicación de la CTA-A Bonaerense, Auxiliares organizados en ATE explicaron que los Directores de los establecimientos evitan que el conflicto trascienda por temor a represalias de los Inspectores, pero que el malestar crece entre alumnos, madres y padres que no toleran más esta situación.

«En el sector donde yo trabajo, la Técnica Nro 4 de Melchor Romero, está pasando. Desde que empezaron las clases en secundarios, los cursos van a pedir tareas que dejan los profesores y las hacen en las casas. Algunos días de la semana las chicas y chicos no van porque no tienen sillas ni bancos suficientes para todos. Desde ATE estamos exigiendo al Concejo Escolar para que provean los suministros. Esta situación se viene incubando desde hace un par de años, pero en este 2018 se profundiza la tendencia» , relató Jésica Salinas, Secretaria General de la Junta Interna de ATE Educación.

Desde la Escuela Nro 45 ubicada en 23bis y 85, informaron que «hay chicxs que nos comentan que no saben qué hacer porque en sus casas no siempre pueden trabajar tranquilos, o porque hay hermanitos jugando, o porque se está en obra…pero que por otra parte, quieren venir a la escuela para estar con sus compañeritos para compartir el día». En tanto desde la Secundaria Nro73 dijeron que «faltan mesas y sillas tanto en las aulas como en el comedor muchos de los chicos comen parados». En el mismo sentido se manifestaron desde el Normal 3. Mientras que en la EP 40 los chicxs comen parados, también hay falta de mesas y sillas, y en el Jardín 902 la Directora del Jardín reiteró el pedido por escrito. En la Escuela 21 auxiliares, docentes y niñxs mudan sillas y mesas de un aula a la otra haciendo «malabares» para ir cubriendo las necesidades que aún así no son satisfechas, y en el Jardín ubicado en el mismo establecimiento, para los niñxs de Primer grado «emparchamos con algunas sillitas del jardín de infantes».

Mientras que los gremios piden con muchísima antelación mesas técnicas y reuniones paritarias para abordar cuestiones de infraestructura y temáticas para mejorar la educación pública, es el gobierno que solamente reduce la Paritaria a la cuestión salarial, convocando dos semanas antes del inicio de las clases y efectuando una propuesta inaceptable que sabe será rechazada, para luego poner a la opinión pública contra lxs trabajadorxs de la educación.

«El magro salario de auxiliares y docentes, la falta de infraestructura y disolución de un organismo como la UEP cuyos trabajadorxs justamente se encargaban de esta problemática, sumadas a la comida podrida que llega a las escuelas, que en muchos casos ni siquiera cubre la mitad de los cupos y siendo que muchxs chicxs comen un sólo plato durante todo el día y es en el colegio, es una de las tantas iniciativas de este gobierno que desprecia a lxs pibxs más necesitados que concurren a los establecimientos que ya estaban mal, y ahora en una crisis terminal», manifestó Salinas.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.