“Si quiere venir a Mar del Plata, que venga a Batán”

Más de 25 cuadras colmadas de organizaciones de derechos humanos, sociales, sindicales, políticas, estudiantiles e hijxs y familiares de genocidas que movilizan contra sus propios progenitores, volvieron a manifestar un contundente rechazo del pueblo Argentino a la avanzada de impunidad que viene impulsando la “justicia” Argentina.

El Secretario General de ATE Nacional Hugo “Cachorro” Godoy expresó que “nuestro pueblo no va a permitir que un genocida ande por las calles o en prisión domiciliaria, porque es una manera de convalidar la impunidad. Los genocidas no tienen lugar en una sociedad democrática porque en tanto y en cuanto no digan todas sus verdades y no confiesen todos sus horrores, van a estar perpetrando cotidianamente el mismo crimen, porque ellos tienen información de los pibes secuestrados que les han modificado la identidad”.

Godoy dirigió su mirada hacia una imagen de Jorge Julio López, recordó la lucha de Chicha Mariani que transcurre hasta el día de hoy en la búsqueda de su nieta Clara Anahí. “Ellos tienen la información de donde están los cuerpos de nuestros compañeros desaparecidos. Porque nuestro pueblo quiere construir una democracia plena es inviable con impunidad. Y estos personajes como Etchecolatz simbolizan la impunidad. Necesitamos justicia, verdad y que la memoria sea un ejercicio permanente de construcción de valores para el conjunto de la sociedad argentina. Por eso estamos en la calle para que la justicia no sea un mamarracho, sino que esté al servicio del pueblo Argentino”, enfatizó el dirigente.

Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, calificó como un desastre las definiciones que se están ejecutando ano sólo a favor de los genocidas, sino por la creciente y feroz represión sobre trabajadores, jubilados, niños, pueblos originarios y contra quienes expresen su solidaridad con ellos, como sucediera con Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

“Esto es una ofensa. Después de tanta lucha, rechazamos y vamos a seguir luchando todo lo que sea necesario. Así como alguna vez volteamos las leyes de impunidad, de obediencia debida, del indulto, de la misma manera vamos a seguir luchando para no a la domiciliaria para los genocidas. El pueblo se está manifestando para sacar a la Argentina adelante. Vamos a necesitar muchos años más de lucha, pero estamos dispuestos y dispuestas a darla”

Hij@s movilizados

Juan Carlos Arroyo tenía 33 años. Era oriundo de la ciudad de San Pedro de Jujuy. Estaba casado y tenía hijos. Era obrero, trabajador independiente. Fue secuestrado junto a Marta Taboada y Gladys Porcel en la called Joli de Moreno, provincia de Buenos Aires. Estuvo detenido en el C.C.D. “El Vesubio” hasta fines de 1976. Permanece desaparecido. Su hija Sofía exhortó a los jueces a que “revisen las decisiones que están tomando en contra del pueblo. Y también decimos que es hora de votar a los jueces, es hora de remover a estos jueces que son cómplices y continúan garantizando la impunidad desde hacer 40 años”

En el acto principal se expresó que si el genocida Etchecolatz “quiere venir a Mar del Plata, que venga a Batán”, en referencia a la cárcel provincial en la ciudad. Además se pidió la libertad y el desprocesamiento de todos los presos políticos, Justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

Emiliano Hueravilo, Secretario de Derechos Humanos de ATE Provincia de Buenos Aires y referente de la CTA-A Región La Plata-Ensenada anticipó que “desde la CTA-A continuaremos mañana nuevamente como lo venimos haciendo en estas y otras movilizaciones desarrolladas en distintos puntos de la provincia. Estaremos en las calles de Mar del Plata diciendo que Etchecolatz tiene que cumplir cárcel común, perpetua y efectiva”

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *