Cristina Santillán; la CTA-A presente en el juicio

Organizaciones que integran la CTA-A como ATE, CICOP, AJB, MAR presenciaron las dos audiencias y exigieron una visión global, contextualizada  y con perspectiva de género para juzgar a Cristina Santillan y a todas las mujeres víctimas de violencia machista.

La Secretaria de Género e integrante de la Mesa Provincial de la CTA Liliana Gómez, manifestó que “los vecinos, la comunidad siguen expectantes el juicio porque se tiene un muy buen concepto de Cristina, quién a pesar de haber sufrido violencia machista, continuó cuidando a su pareja, que falleció por una infección pulmonar, y no por las heridas ocasionadas en una situación de violencia donde para impedir que la sigan golpeando, atinó a defenderse golpeando al agresor”

En tanto desde la AJB, Celia Lorente (Secretaria Provincial de Género e igualdad de oportunidades) reflexionó que  “partiendo del absoluto respeto a todas las decisiones judiciales, recordamos la capital importancia que tiene la utilización de la perspectiva de género como elemento transversal inspirador e informador tanto de las normas jurídicas como de su interpretación y aplicación”, “estamos ante una realidad compleja y delicada a la que solo se le puede dar una respuesta adecuada utilizando los instrumentos legales que, expresamente, prevean un tratamiento específico de la violencia de género”

Por su parte Yanina Grismau, Secretaria de Género de ATE Provincia de Buenos Aires coincidió en señalar que “por indiferencia del estado o por no contar con suficientes profesionales formados y medios materiales adecuados para ello, se producen desenlaces dramaticos que podrian haberse evitado mediante una atención inmediata de la problemática”

Comunicado de CICOP

L@s Profesionales de la Salud emitieron un comunicado reflejando su postura: “Cristina, siendo muy joven, conoce a Ricardo Hernández, quien sería su marido, el padre de sus hijxs y con el que llevaría una convivencia de 40 años signada por la violencia psicológica, física, económica, moral y sexual. Las agresiones fueron permanentes deteriorando su salud física y psíquica.

En septiembre de 2014, se encontraba con licencia psiquiátrica -eufemismo con el que se ‘disfraza’ comúnmente la licencia laboral que toman las mujeres que están en transitando una situación de  violencia intrafamiliar-, cuando decidió enfrentar a su agresor y evitar una nueva golpiza a ella y su hija. En ese contexto, hiere gravemente a Hernández. Él es hospitalizado y ella detenida. Estuvo un año en una penitenciaría y ahora se encuentra con prisión domiciliaria. Quien fuera su marido fue dado de alta en el hospital y luego internado en un geriátrico, donde fallece.

La jueza del Tribunal Nº 2 en lo Criminal de Azul, donde se tramita la causa, la caratula como lesiones graves, y luego del fallecimiento la cambia a homicidio agravado por el vínculo.

Cristina será juzgada por defenderse de quien fuera su agresor por el mismo Estado que no vio que durante 40 años fue sometida a todo tipo de violencias. Cristina será revictimizada al tener que exponer públicamente sus padecimientos”

Gladys Arrieta, del Movimiento Argentina Rebelde señaló que “violencias como esta son ejercidas cotidianamente en los territorios, y en todos los ámbitos. Para erradicarlas el estado debe instrumentar políticas que protejan a las víctimas, castiguen a los culpables”   

La CTA-A Provincia de Buenos Aires reclama que los gobiernos lleven adelante políticas públicas en el marco de la Ley 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres; que se extienda la aplicación de la ley de educación sexual integral que, entre sus objetivos, tiene que procurar igualdad de trato y oportunidades para varones y mujeres y que toma estos aspectos desde que lxs niñxs comienzan la escolaridad y que se reglamente inmediatamente y se aplique en la Provincia de Buenos Aires la ley 14893 de licencia laboral por violencia de género.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *