Repudio al femicidio de Micaela García

Desde la Secretaría de Género e Igualdad de Oportunidades de CTA-A Provincia de Buenos Aires, expresamos nuestro más absoluto repudio por el asesinato de Micaela García y al juez Carlos Rossi que determinó la libertad de su asesino a pesar de registrar dos violaciones anteriores al femicidio que terminó con la vida de Micaela

En tanto trabajadoras de la AJB se expidieron en un comunicado que compartimos a continuación;

_No en nuestro nombre_

*Caso Micaela: Justicia Patriarcal*

_Señalamos y denunciamos al Poder Judicial como responsable de la cadena de ineficacias y complicidades del Estado machista de nuestro país que no pudo evitar otro femicidio más._

Las trabajadoras judiciales pedimos justicia por Micaela que no pudo salvar su vida, por Higui que se defendió, se salvó y terminó presa; y por todas las mujeres que no han encontrado en la justicia reparación y protección.

En Argentina una mujer muere cada 18 horas víctima de femicidio. Todas las mujeres asesinadas podrían estar entre nosotros, con sus hijos ahora huérfanos (o a cargo de femicidas), con su amigos, sus compañeros, con sus padres y madres, con su vida….

Este no es el Poder Judicial que queremos, las trabajadoras judiciales sabemos de sobra que no se designa a personas capacitadas, que la licencia por violencia de género es aún materia pendiente, que el acoso es una constante en las oficinas de tribunales y que los violentos permanecen en su cargos y las víctimas padecen violencia institucional, son obligadas a traslados y a licencias que ocultan la verdadera problemática.

Por eso exigimos intervención interdisciplinaria eficiente, reglamentación y asignación de fondos para la urgente implementación de la ley 26.485; presupuesto adecuado junto a una reforma que tenga que ver con la capacitación y la democratización del ingreso al Poder Judicial, exigimos la incorporación de la licencia por violencia de género en nuestra acordada, sanción ejemplar a los jueces violentos y el juicio político a quienes, como el juez de Ejecucion Penal Carlos Alfredo Rossi de Entre Ríos, son una amenaza para nuestros derechos y nuestras vidas.

Abrazamos a la familia de Micaela y convocamos a participar de todas las acciones que se realicen para seguir luchando por nuestros derechos y para que el Poder Judicial deje de ser cómplice de la violencia machista.

No somos cómplices. ¡Ni Una Menos! ¡Vivas Nos queremos! *Asociación Judicial Bonaerense*

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *