Marcha en La Plata a 41 años del golpe militar

En la previa de un nuevo aniversario del último golpe cívico-eclesio-militar en Argentina, la CTA Autónoma de Buenos Aires movilizó en La Plata junto a organizaciones sociales, sindicales y políticas (ATE, AJB, CICOP, Patria Grande, APDH, Foro por los Derechos de la Niñez, PTP,Movimiento Evita, Corriente​ Clasista y Combativa, Hormiguero Cultural, Partido Socialista, Unidad Popular, Secundarios, Centros de Estudiantes de Trabajo Social, Federación Universitaria Bonaerense, Organización de DDHH Chilenos en Argentina) exigiendo Memoria, Verdad y Justicia bajo la consigna de «Son 30 mil, fue un genocidio».

César Baliña de la CTA-A Regional La Plata Ensenada, Pablo Maciel CICOP, Manuel Bertoldi de Patria Grande, Lisandro Pereda y Ana Rusconi del PTP, Hugo Blasco y Santiago Paleta Secretario Gral de la AJB Departamental La Plata, José Pepe Herrera de ATE Seccional Berisso, encabezaron la nutrida columna.

Uno de los protagonistas de la jornada fue Emiliano Hueravilo, hijo de detenidos-desaparecidos, nacido en cautiverio y hoy director del Departamento de Derechos Humanos de ATE y la CTA-A bonaerense, quien aseguró que «hoy estamos acá a 41 años del golpe genocida exigiendo que se haga justicia y que no se quiera ocultar lo que fue un plan sistemático de exterminio. Por esto hoy marchamos junto a miles de compañeros de gremios estatales, privados y organizaciones sociales nucleadas en la CTA, así como también jóvenes estudiantes secundarios».

Por su parte el secretario Adjunto de ATE Buenos Aires, Carlos Díaz, afirmó: «estamos una vez mas en las calles recordando a nuestros compañeros detenidos desaparecidos victimas del terrorismo de estado. Con el compromiso que para nosotros la lucha continúa en el sueño de la liberación de nuestra patria, peleando cada día no solamente por salarios sino para garantizar el acceso a los derechos fundamentales: salud, educación, con políticas sociales. Ese es nuestro compromiso y por eso una vez mas salimos a reclamar la continuidad de los juicios contra los responsables materiales y los cómplices civiles».

Asimismo Oscar de Isasi, secretario general de ATE y la CTA Autónoma bonaerense, quien participó de la recuperación del centro clandestino de detención «Pozo de Quilmes», resaltó que «Solo si humanizamos a los próceres y podemos involucrarnos en las grandes gestas podemos ser protagonistas de la historia. Hay un gran triunfo del pueblo argentino, de los que lucharon por la recuperación de los derechos humanos en la argentina, que hoy se ha instalado como una necesidad en la sociedad».

«La dictadura militar no fue solo un plan maquiavélico para eliminar a una parte de la sociedad, fue la fuerza de choque del poder económico externo. Lo hicieron porque era necesario eliminar a un movimiento que era ejemplo en el mundo. Hay un operativo que quiere atar la pelea de los desaparecidos al pasado Y otros, desde el poder, que niegan directamente el número de desaparecidos y quieren desvirtuar esa pelea».

Además de recordar a los 30 mil desaparecidos-detenidos se exigió mayor inversión en las áreas críticas y una participación del Estado en favor de los derechos humanos, una de las consignas que mas resaltó fue la de «No a la Baja», espacio que promueve mayor inversión y participación estatal en políticas de niñez, y que no se plantee la baja de la edad de imputabilidad como una falsa solución al problema de la delincuencia.

Adolfo «Mumi» Aguirre, referente de Unidad Popular (UP) resaltó que «estamos marchando con las organizaciones en unidad en la calle para defender los símbolos que quieren avasallar. Nuestro referente Victor de Gennaro con varias organizaciones de la Argentina fueron quienes presentaron ante el juez español Baltazar Garzón los documentos que permitieron que se comience a hablar de genocidio en tribunales internacionales, y se ganaron batallas importantes que reconocieron a los 30 mil desaparecidos en Argentina. Y quedó claro que fue un genocidio ante el mundo».

Lisandro Pereda, referente del Partido de los Trabajadores y del Pueblo (PTP) dijo: «Cada 23 y 24 seguimos en las calles exigiendo juicio y castigo a los genocidas y reclamando por los 30 mil compañeros detenidos-desaparecidos. Hoy lamentablemente el gobierno manifiesta una nueva intención de reconciliación negando que fue un genocidio. Hoy estamos en las calles porque no olvidamos, no perdonamos y no nos reconciliamos».

Gabriela Troiano, Diputada Nacional por el Partido Socialista, indicó: «estamos compartiendo este momento que es de mucha tristeza para el pueblo argentino por la cantidad de personas que murieron sin juicio y que daban su esfuerzo, su vida por un ideal de país. Lo menos que podemos hacer en homenaje a ellos es manifestarnos. Seguir reclamando por democracia, por paz, por justicia que en estos tiempos que vivimos, con estos nuevos gobiernos que generan una violencia institucional que con grandes diferencias nos recuerda mucho a esos momentos».

Por su parte Marta Vedio, integrante de la Asociación Permanente por los Derechos Humanos (APDH) dijo que «reafirmamos las consignas de todas las actividades que se están desarrollando: en este país hubo genocidio y los desaparecidos fueron 30 mil. Y esto lo reivindicamos todos los días con la lucha en la calle».

Estuvieron presentes en la marcha los integrantes de la mesa provincial: Fernando Corsiglia, Alberto Gonzáles, Liliana Gómez, Dolores Fusé, Jeremías Martire, Gerónimo Martire, Carlos Díaz, Griselda Cavaliere, Francisco Torres, María José Canno, Leonardo Vázquez.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.