De Isasi: «El gobierno ataca de manera siniestra y miserable el bolsillo de las y los trabajadores»

“Día que no se trabaja, día que no se paga”. Esa es la postura que decidió profundizar el gobierno bonaerense en relación a los conflictos sindicales en la administración pública: de ahora en más cuando un empleado estatal se adhiera a un paro, dejará de percibir el salario de esa jornada en la que no concurra a trabajar.

Esta postura no hace mas que continuar una política de sistemática represión de la protesta, ya que la administración de María Eugenia Vidal venía realizando descuentos por huelgas, aunque no de manera generalizada. Sin embargo ahora existe un acuerdo de los ministros y la propia Gobernadora para avanzar con las quitas por los días de paro para todos los sectores, desde docentes, pasando por médicos y administrativos para este 2017.

Al respecto el secretario General de ATE y la CTA Autónoma de Buenos Aires, Oscar de Isasi, afirmó que «la decisión de generalizar los descuentos por día de paro a trabajadores y trabajadoras, en primer lugar es profundizar un camino, en el que ya se venían realizando descuentos. Y ahora a pesar de lo que el mismo gobierno dice que respeta el derecho de huelga, al mismo tiempo dice que si no se trabaja no se paga el día. Esta decisión es ilegal y además es una decisión política que tiende en un año electoral a reprimir la protesta laboral».

El dirigente sindical aclaró que esta medida es en un principio ilegal: «Los paros que venimos realizando los trabajadores estatales, no solo son por nuevas demandas sino también por incumplimiento de acuerdos paritarios por parte del Estado provincial. Por lo tanto no corresponde ningún tipo de descuento porque quien está incumpliendo con el contrato es el Estado».

Asimismo de Isasi subrayó que «lo que intentan, en un año electoral, es cerrar el cerco y aislar a miles de trabajadores de la docencia, médicos, estatales, judiciales que se suman a la lucha por salarios dignos, estabilidad laboral y mejores condiciones de trabajo. Porque a pesar de que el gobierno dice que los trabajadores del Estado somos casi inservibles, a pesar de que acordó con sus gremios amigos una pauta salarial por 15 meses que consolida la perdida del poder adquisitivo del año 2016 y nos condena a profundizarla en el 2017, a pesar de todo eso olfatea que la pelea va a seguir, lo que quiere ahora de manera siniestra y miserable es generalizar el ataque al bolsillo de los compañeros trabajadores y trabajadoras. Por lo tanto lesionar aun mas el poder adquisitivo del salario que no nos permite llegar a fin de mes».

«Desde la CTA Autónoma de la provincia de Buenos Aires se presentarán acciones legales del caso, ya que es ilegal descontar el día de paro cuando los paros son por incumplimientos del Estado patrón de los compromisos asumidos en materia paritaria. Asimismo la CTA Autónoma ratifica su compromiso con el conjunto de los trabajadores y trabajadoras de luchar por un salario digno, por mejoras en las condiciones laborales y por la plena estabilidad», sentenció de Isasi.

Por su parte el titular de la CICOP, Fernando Corsiglia afirmó que «esta semana ha sido expreso el autoritarismo que empieza a mostrar el gobierno. El miércoles, en el contexto de la movilización regional en el Hospital de Wilde, una inusitada presencia policial incluyendo infantería dio cuenta de esto. Ese mismo día hubo una andanada de controles en los hospitales, recorriendo los consultorios y viendo quién hacía medida de fuerza y quién estaba atendiendo».

Ante las declaraciones del Ministro Villegas sobre que la CICOP tiene una definición de no cerrar las paritarias, y que tiene intereses políticos por sobre los intereses de los trabajadores de la salud, Corsiglia negó esta definición sobre el gremio y afirmó que «muestra de cuerpo entero cuál es la visión del gobierno».

«Nosotros reafirmamos nuestro derecho constitucional a decidir y realizar huelgas en tanto sean decididas democráticamente. Además de dejar a los hospitales destruidos como están, sin personal, sin insumos y cayéndose a pedazos en lo edilicio, sumado la baja del presupuesto en salud para el año 2017, ahora se desarrolla una veta autoritaria que nada va a ayudar a resolver la grave conflictividad que tenemos y tendremos por delante en los hospitales y centros de salud pública de la provincia», concluyó Corsiglia.

Hoy la CICOP realizará reunión del Consejo Directivo donde se analizarán las futuras acciones de los trabajadores de la salud.

Por otro lado, desde el SUTEBA Quilmes, la secretaria General Lidia Braceras aseguró que en un principio «ni los docentes ni los estatales vamos a aceptar el 18% que pretenden darnos, porque es una burla».

«El gobierno durante todo el año pasado ha descontado no solo a la gente que hacía los paros, sino también a los que no lo hacían, o que estaban con licencia por maternidad, también a partir de que asumió esta gestión no solo no pagan la licencia gremial sino que la pasan como injustificada en el legajo docente. Y como saben que vamos a rechazar el 18% y que vamos a ir a un plan de lucha, están ya amenazando con el descuento de los días de paro. Mal camino eligió el gobierno si piensa que con los descuentos nos va a amedrentar», afirmó Braceras.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.