Fuerte reclamo por el cupo para trabajadoras trans en el estado

img_3840Desde ATE y la CTA se reclamó el cumplimiento de la ley 14783, que establece un cupo no inferior del 1%  para el ingreso de transexuales y travestis a la administración pública bonaerense. Con una conferencia de prensa se pidió además que los municipios hagan efectiva la norma,  denunciando que en La Plata el intendente despidió a varias trabajadoras trans,  que fueron reinstaladas mediante un fallo judicial, pero el municipio apeló, y en esta instancia el fallo resultó desfavorable para la trabajadora llamada Valentina Pereyra.

Oscar de Isasi, secretario general de ATE y CTA Autónoma, dijo que “Esta pelea no es solo para que una trabajadora mantenga su fuente laboral, sino también es el camino de la construcción de la conciencia y de la necesidad de avanzar hacia la equidad de género dentro del estado”

“En nombre de ATE y CTA hacemos propio el reclamo de continuidad laboral de la compañera Valentina”, señaló de Isasi, subrayando que “No vamos a aceptar la perdida de una fuente laboral de una trabajadora o de un trabajador del estado  y menos que ésta pérdida laboral sea por discriminación”

“Está claro que los géneros trascienden al femenino y masculino. Y las personas trans tienen el mismo derecho que cualquier otro trabajador a desarrollarse”, argumentó el dirigente.

Poniendo la organización a disposición de ésta pelea y remarcando el concepto de que “solo habrá liberación de la clase trabajadora si accedemos a una verdadera  equidad de género con plena igualdad de oportunidades”.

Valentina Pereyra, trabajadora municipal trans, contó su historia y su lucha: “Actualmente estoy trabajando, después de una medida cautelar que ahora el Municipio apeló y la Cámara de Apelaciones falló a su favor. Esto significa que yo puedo quedar sin trabajo en cualquier momento, entonces aparte de estar precarizada estoy con la incertidumbre de no poder saber si tengo continuidad laboral o no”.

“Como colectivo nos juntamos para visibilizar esta cuestión y para exigir al Municipio el cumplimiento del Cupo Laboral Trans, teniendo en cuenta el grado de violencia institucional y policial que viven las compañeras noche a noche en la zona roja.

“Entendemos que el Estado debe garantizar a las compañeras que puedan elegir que quieren hacer con su cuerpo, si quieren un trabajo sexual o quieren un trabajo formal. El Estado es responsable de no aplicar la ley estando en plena vigencia desde el año 2015 y de que las compañeras estén en situación de prostitución, porque lamentablemente no tienen otra opción de inserción, somos marginadas y excluidas. Eso tiene que ver con expectativas de vida, que en una compañera trans es de 35 años. No tenemos derecho a la educación, a la vivienda, al trabajo formal, a la salud integral”.

“El artículo 11 que fue reglamentado hace poco tiempo todavía no está vigente, y es el que habla sobre el derecho a la salud integral de las personas travestis, transexuales y transgénero”

“Hay muchas compañeras que por no tener un acceso a la salud integral toman otras decisiones más caseras, como las siliconas industriales que inyectamos en nuestros cuerpos, y eso también nos lleva a una vida corta porque es tóxico”.

Yanina Grismau, directora del departamento de género del gremio, dijo a la prensa que “Desde el primer momento acompañamos a Valentina ante la situación de despido por parte del municipio de La Plata. Entendimos que además de su derecho laboral se estaba vulnerando su derecho como persona trans ”.

“A partir del caso de Valentina en la región la Organización es parte de la Campaña  Provincial por la implementación del cupo laboral trans,  acompañando la lucha y las presentaciones judiciales para su reincorporación y el compromiso de continuar con acciones como campañas de concientización y visibilización de la problemática que atraviesa el colectivo  ”, detalló Yanina.  Destacando que a nivel gremial ATE está trabajando con la Ley en toda la provincia, a través de los departamentos de género de las seccionales

“Es una lucha que vamos a seguir sosteniendo, hasta el reconocimiento definitivo de todos los derechos de los y las trans como trabajadores del estado”, cerró.

De la conferencia participaron Valentina Pereyra, trabajadora municipal trans; Liliana Gómez,  secretaría de género de CTA Autónoma provincia de Buenos Aires; Natalia Literini, trabajadora, integrante de la Junta Interna de IOMA y de la Campaña por la Implementación del Cupo Laboral Trans; María Luz Santos Morón, abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y   Vanesa, activista independiente por los derechos del colectivo trans

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *