Asambleas y Actividades en la Jornada Provincial de Lucha

El miércoles 17 se reunió la paritaria de la Ley 10.471. La propuesta salarial del Gobierno fue de un aumento del salario básico del 31 % respecto a diciembre 2015 para el mes de julio y de un incremento del sueldo de bolsillo promedio del orden del 31,7 % para los meses de agosto y setiembre, también en relación a diciembre. El salario de bolsillo del Asistente de 36 horas sin antigüedad sería de $ 15.232,70 en julio y $ 15.775,60 a partir de agosto. Sorprendentemente, no hubo propuesta para residentes y becarios. Para reemplazos de guardia, ofrecieron $ 4.488 para días de semana y $ 5.412 para fines de semana y feriados.cico afiche24 agosto

Si bien la oferta fue trimestral con planteo de reapertura para octubre, reconociendo nuestro reclamo de mecanismos de actualización, el monto, tan alejado del 25 % de piso (sólo 700 pesos para el ingresante sin guardia), motivó nuestro rechazo in límine.

Los delegados paritarios, junto al rechazo, instaron al Gobierno a mejorar sustancialmente la oferta, incluyendo en la misma a residentes y becarios. Se polemizó con el criterio esgrimido por el Ministerio de Economía de utilizar una proyección inflacionaria para estos meses del 27,6 %, alejada del 42 % reconocido oficialmente a nivel nacional y del cálculo realizado por los trabajadores del INDEC que ubican la Canasta total de consumo mínimo en $ 19.763,40. Se ratificó nuestro reclamo de un aumento salarial del 25 % de piso, retroactivo a julio y para el trimestre, con una cláusula de actualización, para la planta, becarios y residentes. Asimismo, un aumento del monto de reemplazos a $ 5.500 (días de semana) y $ 6.200 (fines de semana y feriados), con el incremento correspondiente del fondo.

cicop-circular-N34-imagen_06-03

También se reclamó por la efectivización de las jubilaciones y la resolución de la instrumentación definitiva del Decreto de Desgaste profesional, así como por el pleno cumplimiento del protocolo por hospitales libres de violencia.

En cuanto al mejoramiento de las condiciones de trabajo, se reclamó que se establezcan fechas definidas para las reuniones técnicas pendientes y plasmar en la paritaria los acuerdos ya alcanzados (Comisiones de Recursos Humanos hospitalarias, vigencia del mecanismo de cobertura de bajas por altas conocido como 1×1, artículo 48 para resolver el cobro de reemplazos); pago de las deudas de reemplazos, funciones y pleno cumplimiento de los concursos en tiempo y forma fueron otras de las demandas, así como cargos suficientes para la cobertura de todas las vacantes descubiertas y reapertura de los servicios cerrados.

Finalmente, se insistió en la necesidad de un aumento presupuestario de emergencia que garantice los recursos humanos y la infraestructura necesarios para responder a la crisis sanitaria.

La paritaria pasó a cuarto intermedio para la próxima semana sin certeza de día y hora. Se insta a todas las seccionales a responder al cuestionario enviado por el CDP para relevar las necesidades fundamentales. Es un insumo logístico fundamental para las negociaciones colectivas encaradas por nuestros paritarios.

Jornada de Lucha y Congreso

La continuidad de nuestra lucha y la próxima reunión paritaria se inscriben en el contexto de una conflictividad gremial creciente y de la resolución de la Corte Suprema de anular los disparatados y abusivos aumentos del gas para los usuarios residenciales. Una primera e importante victoria de un masivo reclamo popular. La Corte terminó haciendo lugar a los reclamos que se hicieron oír desde las jornadas multisectoriales que contaron con amplia participación ciudadana y el apoyo de muchos sectores opositores. Una clara derrota para un Gobierno que no termina de hacer pie y cuyo rumbo está cuestionado por buena parte de la población.

El segundo aspecto positivo del escenario es el de los sectores que se suman a la lucha y ya han definido medidas para los próximos días. Los judiciales bonaerenses no llegaron a ningún acuerdo y decidieron parar el próximo miércoles 24. Los docentes agrupados en CTERA confirmaron un paro nacional para el mismo día y anunciaron otro para el viernes 2 de septiembre si no se reabre la discusión salarial en paritarias. Está claro que el deterioro del 12 % que ya sufrieron los salarios en términos reales será aún peor de no mediar aumentos que permitan una recuperación, ya que las previsiones inflacionarias son del orden del 45 % hacia fin de año.

EL CDP resolvió la convocatoria a una nueva sesión del Congreso Extraordinario (que está en cuarto intermedio) e instrumentar una Jornada de lucha y Asambleas el miércoles 24 por aumento salarial, regularización definitiva de la situación previsional, mayor cantidad de nombramientos, mejoramiento de las condiciones de trabajo y una partida presupuestaria de emergencia para Salud. En base a las resoluciones de las asambleas, el Congreso decidirá las medidas de fuerza que respalden nuestros justos reclamos. De haber nuevas propuestas, se comunicarán para su tratamiento por las asambleas seccionales.

 

 

Fuente: cicop.com.ar

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *