La CTA marchó por Belén en todo el país

Este viernes 12 de agosto, la Secretaría de Género Nacional de la CTA Autónoma en coordinación con la Secretaría de Género de Tucumán y otras provincias y junto a numerosas organizaciones sindicales, políticas y de mujeres, marcharon en diferentes ciudades por la libertad de Belén, la joven condenada a 8 años de prisión por haber asistido a un hospital con un aborto espontaneo.

#LibertadParaBelén fue lanzada en Tucumán, donde la Mesa Nacional convocó a la marcha en todo el país. Durante la mañana del 12 de agosto, las más de 40 organizaciones sociales, estudiantiles, políticas, gremiales y de derechos humanos que conforman la Mesa, reclamaron frente a la Corte.

En Buenos Aires, la CTA marchó desde el Congreso hasta Plaza de Mayo, pasando por la Casa de la Provincia de Tucumán, y en las principales ciudades de todo el país, la consigna se sintió fuerte como un claro grito contra al machismo, la misoginia y el patriarcado.

libertadparabelenDurante la marcha en Buenos Aires hubo una gran presencia de mujeres y varones jóvenes, madres con bebes, niños y niñas. Además de denunciar la violencia jurídica e institucional contra Belén, en las marchas de todo el país, se exigió la libertad de Victoria Aguirre, condenada en Misiones por la muerte de su hija.

Alicia Coca de la Conducción Nacional de la CTA Autónoma estaba debajo de la bandera de CTA Capital, y comentó a la Agencia CTA que “las compañeras abrazamos a Belén porque es parte de nuestra clase trabajadora y pedimos su inmediata libertad. No puede pasar un día más en la cárcel por una situación de salud pública. Y, creemos, que si la hubieran atendido como correspondía no habríamos llegado a esta situación. Además estamos en contra del derecho al aborto libre y con las garantías de un hospital público. Somos parte de la campaña por el derecho al aborto y creemos que es una situación de derechos humanos y que la democracia argentina está en deuda con todas las mujeres”.

Por su parte, Claudia Baigorria, de CONADU histórica, secretaria Administrativa de la CTA-A y militante del colectivo de mujeres del espacio CTA nacional, agregó que “desde nosotras es una obligación trabajar para que los derechos de las mujeres sean escuchados en todos los ámbitos y que toda la justicia patriarcal que seguimos teniendo en el país atienda la problemática de las mujeres en todos los órdenes y ámbitos. Hoy tuvimos una excelente reunión preparatoria del encuentro de mujeres que se hará en Santa Fe donde está la agenda de las mujeres trabajadoras y un tema transversal que son las diferentes formas de la violencia contra las mujeres. El caso de Belén es un caso más de violencia. Vamos a llevar todos los temas de las mujeres, licencias de jardines paterno-maternal y reclamar por la detención de Belen”.

Al cartel de la Mesa en el que se leía bien grande libertad para Belén, le seguía una sábana verde de la Campaña Nacional por el Aborto, que integra la Mesa, con el lema “Ni una mujer muerta por aborto clandestino”. Sosteniendo el cartel marchaba Nora Cortiñas con su panuelo blanco en la cabeza. Alejandra Agriman, secretaria de Género de la CTA-A también estuvo presente, mientras que Carolina Ocar, secretaria de Comunicación de la CTA y Rosario Hasperue, secretaria de Comunicación de la CTA provicia de Buenos Aires participaron de la marcha por Belén en Misiones en donde también se pidió la liberación de Victoria Aguirre.

Ya en la Plaza, representantes de la Mesa leyeron una carta escrita por Belén: “(…) culpables por su cara, por su ropa, por ser pobres o por ser mujer como yo (…) Me creyeron culpable apenas me vieron. Todos han hablado de mí como si fuera un monstruo. (…) Esta sociedad se convierte en suciedad cada día que pasa sin que haya justicia. (…) Muchas, muchas, muchas gracias por luchar por mí”.

Los hechos

Belén asistió hace dos años al Hospital Avellaneda con fuertes dolores abdominales y los médicos le diagnosticaron un aborto espontáneo. En lugar de recibir la asistencia sanitaria que necesitaba, fue denunciada en una clara violación del secreto profesional y ejercicio de violencia obstétrica. Recibió tratos crueles y se dio intervención a la policía permitiendo que la revisen agentes durante su internación.

La justicia no aseguró el debido proceso ya que le negó la libertad hasta que se sustanciara el juicio y la condenó a 8 años de prisión bajo la carátula “homicidio doblemente agravado por el vínculo” sin reunir pruebas.

A Belén se le negaron todos sus derechos por la violencia institucional que pone a la mujer pobre que asiste con un aborto al hospital en lugar de criminal.

El comité de derechos humanos de la ONU ya pidió al Estado argentino que tome medidas para su inmediata liberación en virtud de las violaciones que se cometieron a estándares internacionales de derechos humanos.

El Ministro Fiscal dictaminó que “la causa es nula desde fojas 1”, reconociendo que no existen fundamentos para condenar a Belén. A nivel mundial Amnistía Internacional recogió más de 120.000 firmas que respaldan el pedido de libertad. Belén no puede seguir presa y condenada.

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán no puede ser parte de la cadena de violaciones a sus derechos fundamentales. Inmediata libertad para Belén.

El Gobierno nacional y provincial deben tomar medidas para que no hayan más Belén. Desde la Mesa Libertad para Belén decimos: Libertad para Belén, Anulación de la condena, Ni una presa más por aborto.

Justicia por Victoria Aguirre

Victoria Aguirre 2En el marco del encuentro de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), Carolina Ocar se comprometió, junto a otros medios de comunicación popular, a llevar adelante a través de la Agencia de Noticias de la CTA (ACTA) una campaña para nacionalizar el pedido de justicia por Victoria Aguirre.

El sábado se realizó en Posadas una Conferencia de Prensa pidiendo la absolución de Victoria Aguirre. Los padres de la joven estuvieron acompañados por distintas organizaciones sociales, entre ellas la conducción de la CTA provincial, que contó con la presencia de Jorge “Coqui” Duarte y Graciela Franzen. Se exigió que se fije inmediatamente la fecha para el debate oral.

La joven misionera Victoria Aguirre está presa desde hace dos años en el Correccional de Mujeres de Miguel Lanús (UP. N°5) en Misiones. Fue acusada de asesinar a su hija de dos años, Selene. El otro implicado es Roberto Emilio Lovera, quien fuera la pareja de Victoria durante 28 días y está acusado de ser el autor material del crimen. Pero el caso cobró relevancia a partir de las pericias psicológicas que arrojaron la inocencia de Victoria quien padeció el sometimiento de Lovera al ser secuestrada, torturada a pocos días de iniciar su relación. Lovera la mantuvo secuestrada, aislada de su familia en la Arenera Simons.

El hecho implica un escándalo en la justicia que puso en el mismo plano a la joven sometida a violencia de género con Lovera, el autor del crimen. Acusada de “homicidio agravado por el vínculo” la causa está radicada en el Tribunal Oral Criminal n°1 de Oberá y espera el juicio oral para este mes, aunque se supone que se demorará. Por otro lado, Lovera está acusado de homicidio simple. Nuevamente la justicia patriarcal revictimiza a Victoria, porque la culpabiliza no solo de la muerte de su hija, sino de haberla abandonado. La niña, Selene, padecía de retraso madurativo, con un pronóstico de vida reservado según los médicos. Sin embargo gracias a la atención de su mamá y sus abuelos, mejoró notablemente.

Un nuevo caso de violencia de género “sale a la luz”, similar al caso de María Ovando, la joven que fue criminalizada por la muerte de desnutrición de su hija.

Victoria AguirreEl sábado, durante la realización del 13° Encuentro de la Comunicación Comunitaria Alternativa y Popular en la ciudad de Posadas, familiares y organizaciones sociales dieron una conferencia de prensa en la que explicaron la actual situación.

“Este es un nuevo caso de violencia de género criminalizado por el Estado y la Justicia solo ha criminalizado. Nosotros pensamos que solo una gran movilización social va a conseguir justicia”.

“Llegamos a esta historia como llegamos a la historia de María Ovando y vamos a reclamar la libertad y la absolución para Victoria”, dijo una de las oradoras.

La madre de Victoria, Graciela Araujo, manifestó: “Quiero justicia por mi hija y por mi nieta también”, “queremos que los jueces pongan fecha para el juicio y poder reclamar nuestra hija”.

El padre de la acusada, Víctor Aguirre, también se refirió a la necesidad de acelerar los tiempos de la justicia: “Estamos avanzados en edad y cada vez más débiles queremos la libertad de nuestra hija y que los jueces pongan fecha al juicio”.

“Pido la liberación inmediata de Victoria y la cárcel perpetua para Lovera” agregó la hermana de la víctima, quien envió una carta, ya que no se encontraba presente en la conferencia de prensa.

Fotos: Martín Brunás y Walter Piedras

Fuente: www.anred.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *