Restituyen cuatro Caciques desde el Museo de La Plata

Gheneral, Chipitruz, Indio Brujo y Manuel Guerra, fueron desvueltos a sus pueblos, luego de ser robados por cientos de años. restitucion lorenzo pincen

El museo de Ciencias Naturales fue administrado por Florentino Ameghino quien incautaba cuerpos indígenas, algunos asesinados por el ejército nacional y otros llevados luego de que se saquearon sus tumbas. Así lo hizo también Estanislao Ceballos, quien entre otros saqueó la tumba de Calfucurá para donarla al museo junto a 300 cuerpos más.

También fueron apresados y mantenidos como esclavos en el museo muchos indígenas, como Inacayal, el cacique mapuche que decidió quitarse la vida antes que seguir viviendo en esa situación.

La restitución se aprobó en el Consejo Superior de la Facultad de Ciencias Naturales, de quien depende el Museo, y estuvieron presentes representantes de las comunidades originarias y Lorenzo Pincén, además de autoridades universitarias. Allí, Fernando Pepe, del colectivo Guias explicó; “Estamos en un sexta restitución que se realizan desde el Museo de La Plata, de cuatro Lonkos (Caciques), de nuestro territorio”

Gheneral fue asesinado en la mal llamada campaña al desierto, porque por más que en el parte de guerra figure que fue caído en combate, sabemos que con los remingtons el ejercito nacional ultimaba a los indígenas desde largas distancias y ni si quiera entraban en combate, era una masacre. A ellos los persiguieron hasta el Río Colorado y los ultiman ahí, en lo que hoy sería la Provincia de La Pampa límite con Buenos Aires y Río Negro.”

Chipitruz, Indio Brujo (cuñado de Baigorrita) fueron tomados prisioneros y llevado a la isla Martín García. Estanislao Ceballos profanó sus tumbas y lo llevó al Museo de La Plata, como él mismo lo relata”, profundizó Pepe.

Al parecer, los cuatro lonkos al Museo como parte de la colección de 300 cráneos donadas al entonces director Francisco Pascasio Moreno por el explorador Estanislao Zeballos, quien había recorrido el entonces territorio pampeano y saqueado innumerables tumbas entre 1870 y 1880.


Para contextualizar, las autoridades explicaron que estos cuatro lonkos resistieron en la frontera y realizaron tratados de paz, que fueron violados por el ejercito nacional. El Coronel Rivas, por ejemplo, fue un miembro del ejercito que generó conflictos entre las comunidades para luego llevarlos presos a la Isla Martín García.

Lorenzo Pincen, descendiente del renombrado Cacique fue quien realizó el primer pedido formal de restitución del museo en 1989. Este es el sexto caso de devolución luego del Cacique Inacayal, que fue fraudulento y pudo completarse; Pagnitruz Guer (Mariano Rosas) en el 2001 cuyos restos descansan en La Pampa; Damiana, la niña Aché que fue devuelta a su tierra paraguaya, la mujer de Inacayal su esposa y su sobrina; y Seriot el guerrillero Sekcnal a Tierra del Fuego.

Además, se está trabajando con el pueblo Wichi para restituir a tres indígenas de esa comunidad que fueron asesinados por el Ejercito Argentino en el Ingenio Esperanza y el Ingenio Ledesma, por soldados del Coronel Fontana; y se prevee una próxima entrega de miembros de la comunidad Catriel.

Según se explicitó en el acto de aprobación en el Consejo Superior de la Facultad de Ciencia Naturales, los cuatros lonkos fueron líderes independientes que en determinados momentos históricos respondieron a las órdenes de Calfucurá y Pincén.

Por Darío Giavedoni.

 

Foto: infoblancosobrenegro.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *