Abuelas confirma la aparición del nieto 120

Se trata de José Luis Maulín Pratto, quién en el año 2009 conoció su verdadera identidad pero la justicia santafesina aún no le restituyó su verdadera filiación ni su verdadero nombre.

El juicio por su apropiación comenzó el 22 de junio del corriente y en la causa hay dos mujeres juzgadas por el Tribunal Oral Federal de Santa Fe. José Luis fue arrebatado a su madre durante la última dictadura genocida minutos luego de nacer bajo la amenaza de matar a su padre Rubén Moulín que estaba encarcelado,  y pasados 38 años todavía lleva el apellido Segretín con el que fue inscripto por sus apropiadores, Luis Segretín y Cecilia Góngora en el Registro Civil con identidad falsa y acta de nacimiento fraguada.

En la “Causa Góngora” están imputadas Cecilia Góngora, que inscribió a Maulín Pratto como si fuera su hijo y Elsa Gladis Nasatsky, la médica que atendió el parto el 26 de marzo de 1977 en un sanatorio privado de Reconquista, donde a su madre, Luisa Beatriz Pratto, fue internada bajo nombre falso.

Por estos hechos también estuvo acusado Danilo Sambuelli, que en esa época era jefe de Inteligencia de la Brigada Aérea de Reconquista y falleció en el 2014, cuando cumplía una condena a 21 años de prisión por otros delitos de lesa humanidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *