“No somos esclavas somos trabajadoras”

Las Empleadas de Casas de Familia recibieron un aumento del 33% en dos partes a pagar el 18% en julio el 18%, con retroactivo de junio, y el restante 15% en diciembre.

“El sueldo sigue quedando bajo, aunque aumentó de 43 pesos la hora, a 57 pesos al mes de diciembre, para la 5ta categoría. Nosotros no mantenemos una familia con lo que ganamos solamente saldamos una comida diaria. El sueldo que nos queda con un jornal completo de 8 horas diarias y 4 horas los sábados es de 6.322 pesos”, explicó Carmen González, referente del sindicato de trabajadora de Casa Particulares de San Nicolás (SINDECAF).Sindecaf bandera

Al respecto, la sindicalista aclaró que según las estadísticas actuales hoy un trabajador soltero tiene que ganar 11.000 pesos y un trabajador que tiene carga social con esposa y dos hijos tiene que ganar 19.000 pesos para mantenerse. “Nosotras no llegamos ni lejos a esa cifra”.

En ese sentido explicó la situación: “Hay muchas críticas de las compañeras que están desconformes porque el sueldo es bajo, pero tienen que entender que antes era mucho más bajo. Antes no teníamos ni una ley, recibíamos lo que el patrón ofrecía. Pero a partir de que tenemos ley y sindicato, tienen que pagar los que está en la escala. Aparte estamos aportando a nuestra jubilación, porque no deben descontarnos los aportes, ni el transporte, que deben ser pagados por el empleador como dice la ley.”

El sindicato formó parte de la negociación paritaria y las representantes de las compañeras que limpian y cuidan los hogares cuentan que fue muy peleada la negociación: “Eran todos hombres los representantes de los demás gremios, y nosotras les decíamos que ellos no saben el trabajo que hacemos nosotras. La camisa y los zapatos que llevan no los lustran ni planchas sus esposas, son las trabajadoras que emplean. Porque nosotras siempre somos discriminadas y parece que lo que nosotros pedimos es mucho, porque no valoran nuestro trabajo.

“No saben cuidar a la gente buena, y nos sacan las horas de trabajo y quieren pagarnos proporcional al sueldos, pero no es así. Si pagan por hora debe ser al precio que vale cada hora, y sino deben pagar el sueldo completo. Hay que sacar esa cultura que aplicaban antes de la Ley, porque antes no había quien revise esa situación.”

No somos esclavas somos trabajadoras

Sobre la situación socioeconómica de las compañeras empleadas de casas de familia, Carmen González describió: “En el sindicato entregamos herramientas para que puedan defender sus derechos, pero los empleadores no quieren aplicar la Ley. Entonces es un trabajo de hormiga y a veces una tiene que levantar un poquito la voz para ser escuchadas, y decir que no queremos pelear, sino que reclamamos porque sabemos que cuando salimos con los que nos pagan no cubrimos la canasta de alimentos.”

“Entonces le decimos, vasindecaf en ateyan ustedes al supermercado con lo que nos dan en mano a ver qué compran, si un kilo de carne está 130 pesos y un litro 20 pesos. Entonces solo salvamos una comida diaria con lo que ganamos”, insistió González.

Además la referente, contó que las trabajadoras de su sector de la zona sur recibirán un 15% más de aumento, ya que el consto de vida en esa región en más costoso. Además, dijo que no solo se deben blanquear a las compañeras que trabajan más de 16 horas semanales. “Eso no es verdad, si se trabajan menos de 12 horas semanales también se puede blanquear. En ese caso tendrían que abonar un mínimo de aportes y tendríamos cobertura de ART, porque si tenemos algún accidente quién se hace cargo.”

Por último, Carmen González, aseguró que toda trabajadora que trabaje en más de dos casa debe ser blanqueada en cada lugar de trabajo, porque cada trabajo hace aportes. Además protestó por la nueva situación previsional: “Con la nueva ley que tenemos ahora vamos a jubilarnos a los 65 años. Porque a pesar de que no esté implementada la ley, a nosotras el ANSES no nos está aceptando los trámites jubilatorios de las compañeras que ya tienen 60 años.

 

 

 

 

Por Darío Giavedoni.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *