Hacia el fortalecimiento de una Central más democrática y participativa

Foto01b-2La segunda jornada de deliberación de representantes de la CTA Autónoma -como continuidad de la reunión del Consejo Ejecutivo Nacional de ayer- contó con la presencia de compañeros y compañeras de las diferentes regionales de la Central de todo el país. El debate se llevó adelante con gran entusiasmo militante desde la mañana de hoy en la sede nacional de AAPM, en el barrio porteño de Flores.

Ricardo Peidro, Secretario General Adjunto de la CTA-A, realizó un análisis de la coyuntura nacional frente a un panorama de creciente ajuste y la situación de la organización en esta etapa: “Necesitamos intercambiar, informar y plantear cuestiones de cara al futuro en relación al funcionamiento de la Central”, dijo.

En relación a las estrategias y órganos de decisión de la CTA-A, Peidro informó que no se están realizando reuniones de Comisión Ejecutiva Nacional: “y no porque no hayamos hecho esfuerzos para que se realicen”.

“La central está movilizada contra el ajuste en cada provincia, en cada localidad. Sin embargo hay cuestiones fundamentales de la CTA que nos enteramos por los medios, cuando son decisiones que deberían discutirse”, indicó el dirigente.

Asimismo afirmó que “no se puede dar carácter de Confederal a una reunión que no responde a una instancia orgánica del funcionamiento de la Central ya que no fue resuelta ni discutida por la Mesa Ejecutiva Nacional”.

“No está en debate si queremos o no unidad en la acción con los sectores que luchan, como dicen algunos compañeros que integran la conducción de la Central, lo que está en discusión es cómo se construye esa unidad en la acción”.

Foto02-24En relación a lo apuntado anteriormente, Peidro indicó que hace falta resolver cuestiones como lo son la utilización de los recursos de la organización -alquiler del edificio-, la convocatoria a un congreso nacional ordinario y extraordinario: “cómo se puede plantear la unidad con otras organizaciones cuando no podemos siquiera reunirnos entre compañeros para decidir sobre cuestiones políticas gremiales de la propia organización”.

La falta de debate trae complicaciones estratégicas para el crecimiento de la Central: “la CTA no es un dirigente, sino el debate y la acción de la Central. Tenemos que fortalecer las regionales porque estamos en una coyuntura inmejorable para crecer y fortalecernos. Tenemos una historia de coherencia que nadie puede cuestionar y ésto no puede verse afectado porque haya compañeros que no quieran discutir”.

Se refirió también a la delegación que se debe conformar para representar los intereses de los trabajadores en la Conferencia Anual de la OIT en Ginebra y a la representación en el Consejo del Salario en sus comisiones; ambas resueltas inconsultamente.

A su turno, el Secretario General de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy realizó un informe político gremial donde apuntó que se necesita un espacio para discutir los problemas de los trabajadores y el desarrollo de la Central: “Estamos en un momento muy rico, en que podemos aportar mucho desde una perspectiva de los trabajadores para crear alternativas que sean caminos de esperanza. Como clase trabajadora de Argentina tenemos mucho que aportar. No vamos a bancarnos más decisiones que nos involucren a todos sin consultarnos”, dijo Godoy.

A la vez afirmó que “los recursos están y van a seguir estando para fortalecer la CTA. No estamos mandatados para depositar en tal o cual cuenta. Por eso el dinero va directamente a las regionales, a las provincias”. “Quien no nos consulta, no nos representa. No vamos a avalar que se quiera usar el esfuerzo construido por todos para destruir y deconstruir”, afirmó Godoy.

El Secretario Gremial de la CTA Autónoma, Daniel Jorajuría, informó que se hicieron presentes 160 dirigentes de la Central: secretarios generales y adjuntos de la CTA a nivel provincial, regional y locales en representación de 18 provincias. Representantes gremiales de federaciones y gremios nacionales tanto del ámbito público como privado también estuvieron presentes.

Tras horas de debate fraterno donde cada uno de los compañeros contó cómo se vive esta situación en sus provincias y regionales, se realizaron propuestas para avanzar en la resolución de estos conflictos. Se decidió mantener una sesión permanente con articulación nacional de cara a la construcción de un congreso nacional ordinario para la primer quincena de agosto que otorgue más democracia y participación a la Central.

Asimismo resolvieron que el 24 de mayo se declare Jornada Nacional de Lucha con paros y movilizaciones en todo el país; articular con todos los secretarios generales de las provincias para que los integrantes de la mesa viajen a discutir con los compañeros y compañeras en torno a las decisiones que deban tomarse; no concurrir a la reunión convocada para mañana por algún sector de la conducción por ser ese un plenario de una agrupación que se “disfraza” de confederal; mandatar al Consejo Ejecutivo Nacional a tomar decisiones orgánicas en reuniones periódicas con la participación de todos los compañeros.

Fuente: AgenciaCTA

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *