Jorge Castro: «La empresa tiene que entender que los trabajadores tenemos derechos»

La Unión de Empleados Técnicos de las Telecomunicaciones (UETTel-CTA) acampa frente al edificio central de Telefónica (Corrientes y Maipú de la Ciudad de Buenos Aires) desde este lunes exigiendo la reincorporación de los 70 despedidos de la tercercerizada Tepripla-Plantel S.A. y el cese del hostigamiento y persecución al sindicato. ACTA dialogó con el secretario General del gremio, Jorge Castro.

uettel en CABA trabajadores-de-Telefonica-reclamo

-¿Cómo arranca el conflicto?

- Desde hace un año venimos denunciando fraude laboral que la empresa Telefónica Argentina, a través de sus tercerizadas, viene haciendo y que consiste en intentar que compañeros de la actividad de las telecomunicaciones sean representados por otros gremios “amigos”. Hace unas semanas esta firma comienza a citar a compañeros para comunicarles que van a ser trasladados a otra firma, con promesa de supuestas mejoras en sus condiciones laborales y salariales, pero con la condición de que debían renunciar a UETTel y ser representados por la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA). Es claro que iban en contra de UETTel e intentaban quebrar la organización de los compañeros porque Telefónica acuerda con UOCRA ya que éstos le permiten todo tipo de irregularidades que van en contra de los derechos de los compañeros.

-¿Cómo respondieron ustedes?

- Inmediatamente convocamos a los compañeros y respondimos con cese de actividades y asamblea permanente. El jueves pasado, cuando nos concentrábamos para movilizarnos hacia Telefónica de La Plata, cae una patota de la UOCRA, que responde al Pata Medina, hace destrozos en el lugar y golpea a nuestros compañeros, le rompen la cara a un delegado y a otro lo pintan con aerosol. Nosotros denunciamos penalmente todo esto y pedimos una investigación. Pero no conformes con esto, 48 horas después, se juntaron todos los “amigos” de Tepripla-Plantel S.A., Telefónica y UOCRA y deciden la desvinculación de los compañeros, los despiden y ponen en actividad la otra empresa a la que nosotros llamamos “fantasma” porque claramente cumple la función de vaciar y ocupar su lugar.

-¿Creés que hay además una persecución gremial?

- Claramente. Lo que en realidad está en juego es si los trabajadores podemos ejercer nuestro derecho a organizarnos y elegir a nuestros representantes. La pelea es por la libertad y la democracia sindical y esto ya lo denunciamos en la OIT.

-Y volvieron a instalar un acampe.

- Sí, nos instalamos en la puerta del edificio de Telefónica para denunciar con nuestra presencia a los responsables de este conflicto. Telefónica acuerda con estas empresas para negar derechos elementales de los trabajadores y acuerda con los burócratas de la UOCRA utilizar a la patota del Pata Medina para atacar y lastimar a nuestros compañeros: no lo vamos a tolerar; nos vamos a quedar acá para exigir el cese de la persecución a UETTel, que terminen con la práctica patoteril asociada con lo peor de la mafia sindical y la reincorporación de los compañeros. Telefónica tiene que entender que los trabajadores tenemos derechos.

 

Fuente: agenciaacta.org, por Miguel Aguirre.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.