«Lo inmoral es que los abogados inducen con preguntas a dos detenidos», explicó Pablo Pimentel

pimentel-640x432

El referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, Pablo Pimentel  fue acusado de supuestas extorsiones a testigos, por los abogados de un grupo de policías acusados de haber asesinado a un joven en una comisaría de Isidro Casanova.

El programa Clase Turista  que emite Radio Estación Sur dialogó con Pablo Pimentel, quien explicó que para entender esta acusación hay que remontarse al 2007, cuando la policía intentó reclutar a Gabriel Blanco, un joven de 21 años de Isidro Casanova, para que robara para ellos.

“Gabriel estaba robando y la policía le hizo esta invitación y él se negó, entonces le dijeron que iba a terminar tirado en una zanja”, detalló Pimentel y continuó: “Cuando lo detienen el primero de marzo está tres horas detenido y pide ver a su mujer que estaba en la sala de espera, pero la policía le dice a ella que se vaya, que era muy tarde, que ellos se iban a ocupar de que se calmara, que vuelva al otro día. A las 12 de la noche, Gabriel aparece colgado de un cable de electricidad en su calabozo”.

Durante el proceso de investigación, la pericia demostró que el cable  analizado se cortaba a los 54kg , y Gabriel era un muchacho de un metro ochenta y pesaba más de 85kg.

Cuando la APDH comenzó a colaborar en la causa, uno de sus primeros pasos fue visitar aquella comisaría: “La mayoría de los presos nos dijo que aquella noche habían escuchado que habían detenido un joven, que gritaba para ver a su familia y que después entraron policías, y después de un tiempo de gritos ´no me peguen más´,  ´me  van a  matar´, no se escuchó más nada. Ahí fue cuando los policías empezaron a correr de un lado para otro”.

A los seis años de este hecho, el fiscal Carlos Arribas dictó la prisión preventiva de tres de los cinco policías acusados, el subcomisario Rubén Suárez, el suboficial Emilio Gómez y el oficial Pablo Bargueña, que al momento del crimen prestaban servicio en esa seccional de la localidad de Isidro Casanova.

“Es ahí donde los policías contratan un grupo de abogados y estos advierten que la APDH había visitado la comisaría y no tienen más diabólica idea que tomar a dos detenidos que declararon no haber escuchado nada porque estaban durmiendo”, explicó Pimentel y agregó: “Se puede entender porque es muy difícil que hagan declarar contra la policía una persona que está presa”.

“Pero lo más grave de esto, lo inmoral, es que los abogados inducen con preguntas a estos dos jóvenes y les hacen decir que la APDH les habría sugerido que denuncien contra la policía a cambio de mejorar su situación procesal y sus condiciones de detención. Ese es el fundamento de la denuncia que hoy tenemos en nuestra contra”.

 

Pimentel respondió que iban a presentar un fundamento de pedido de desestimación de esta acusación y anunció: “Hoy a las 18 hs. se van a juntar cerca de cuarenta organizaciones políticas, sindicales, sociales, barriales, sociales para pensar en alguna actividad”.

“Lo que queremos seguir haciendo no es ir en contra de nadie sino a favor de algo distinto que tiene que ver con la justicia, con la verdad”, aclaró Pimentel y concluyó: “Gabriel y sus padres también merecen que los responsables de tamaño desastre paguen con la justicia que está contemplada en la constitución”.

 

 

Fuente: laolla.tv

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.