Beto Gonzalez: “Lo que hemos buscado es la unidad del campo popular”

El secretario de Organización de la CTA Buenos Aires, es reconocido por toda la Central como un compañero de fierro, que pese a su bajo perfil inspira a luchar todos los días. Aquí nos cuenta sus primeros pasos y el presente de lucha.

Beto“Mi llegada a la CTA y al espacio de la Germán es a partir de 1991, cuando con el compañero Roberto Salvarrey, fuimos los dos primeros delegados en el Hospital San Felipe de San Nicolás, porque yo era enfermero. Ahí estuve hasta 2003 sin meterme muy de lleno, entonces eran los 90 y nos estábamos yendo de la CGT, no tenía una militancia muy activa. Encima, San Nicolás no era ni siquiera una delegación, sino un CDP y la mayor referencia la tenía Roberto. Luego por cuestiones de estudio y personales me fui de la militancia hasta el 99, cuando me vuelvo a reincorporar a ATE como secretario Gremial de San Nicolás. Pero al año siguiente fallece el compañero Salvarrey, lo que produjo una perdida terrible porque era un  ser humano formidable, y me tocó por decisión de los compañeros asumir como secretario General en el año 2.000.  A partir de ahí me empiezo a involucrar más fuertemente, luego fui electo sec. Gral. Adjunto de la Provincia, estuve en la Marcha Grande que hicimos desde Rosario a Capital Federal, fuimos parte del FRENAPO, y desde la seccional aportamos con fuerza e involucramos a los distintos sectores de trabajadores, desocupados y el campo popular. A partir de ahí, empiezo a transitar la CTA”.

Beto dice que de joven tenía interés por la política, en el 83 cuando volvió la democracia apoyaba al peronismo ya que su abuelo había influenciado fuertemente en su perfil ideológico. “En el 87 milité en el Movimiento al Socialismo (MAS) donde fui secretario de la juventud de San Nicolás, y en el año 90 cuando ingresé trabajar al Hospital y ví las políticas neoliberales que deterioraron el hospital, comencé a enfrentar a la burocracia sindical. Ahí, desde ATE, encontré una construcción distinta”.

Beto afirma que su trayectoria política se fue orientando a construir unidad. En aquel momento el MAS integraba junto al Partido Comunista el Frente del Pueblo (FREPU) que intentaban construir unidad para disputar en el territorio y en las fábricas. Era una opción de la unidad de izquierda a la salida de la dictadura. Sin embargo, los fraccionamientos de la izquierda y el vanguardismo del entonces Movimiento al Socialismo hicieron que Beto reorientara su militancia. “Cuando yo me voy del MAS es por entender la política de otra manera, la territorialidad no se construye con vanguardias iluminadas sino yendo al territorio y ver las distintas realidades. A partir de ahí la mayor fuerza de unidad la demostró el Frenapo, y definiciones de nuestra central que tienen que ver con la década de los 90, donde las fábricas se cerraban y había que ir a buscar a los trabajadores a los barrios, y que los desocupados también son trabajadores. Porque más allá del título o el rótulo lo que hemos buscado es la unidad del campo popular, y aunque no es fácil, eso estuvo en nuestra cabeza, y seguimos trabajando por eso.”

A futuro, el compañero Beto Gonzalez señala las dificultades que tiene la Central, pero valora los obstáculos sorteados hasta acá: “En perspectiva a futuro, el camino a seguir para la Central, luego de lo que significo la intromisión del gobierno, y la división del 2010 generó una crisis. Desde el 2012 recuperamos la iniciativa para ser un factor determinante en la vida política de nuestro país. Muchas de las cosas que nos planteábamos en el nacimiento de nuestra Central, son aún un desafío, como la unidad del campo popular para pensar en un proyecto de país distinto.  Desde nuestra Central entendemos que los trabajadores somos actores fundamentales, por lo que tienen que actuar protagónicamente no solo desde lo reivindicativo sino modificar lo estructural, para lo cual necesitamos un proyecto político que tenga a los trabajadores como protagonistas”.

 

 

 

CTA Buenos Aires.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *