Por una ley contra la violencia de género en el trabajo

genero_violencia_laboral_1_of_1_

Con la presencia de dirigentes nacionales y provinciales de ATE y la CTA, además de otras organizaciones, en la tarde de ayer se llevó a cabo en el Congreso de la Nación una audiencia pública para debatir el proyecto de ley contra la violencia de género en el trabajo que surgió de la necesidad de las propias trabajadoras. ACTA estuvo presente.

“Es un día especial, lo siento distinto. Si las compañeras construyeron este proyecto es garantía de que lo van a militar y convertir en ley”, dijo Vel diputado nacional de la CTA por Unidad Popular, Víctor De Gennaro. al abrir la audiencia.

Durante la presentación, De Gennaro sostuvo: “En estos dos años hemos presentado tres proyecto que constituyen los ejes para una nueva legislación laboral: ley de trabajadoras y trabajadores sindicalizados, la ley de prevención y reparación de enfermedades y accidentes laborales y la ley de violencia laboral”.

Y añadió: “Hoy se le suma este anteproyecto con el que hacemos visible la violencia de género, inherente a este sistema social, cultural y político que victimiza a las mujeres y que se oculta de diferentes maneras, perjudicando aún más a las víctimas. No solo ponemos luz sino que damos propuestas concretas para contener el drama de la violencia contra las mujeres y, en muchos casos, también contra sus hijos”.

“Es una satisfacción que la propuesta haya surgido de las compañeras y un honor ser el instrumento para que podamos presentarlo con carácter de proyecto de ley. Tenemos dos meses para debatirlo con todas las organizaciones y en todo el país, porque vamos a presentarlo el 25 de noviembre en el marco de la Marcha al Congreso en el día contra la violencia hacia la mujer. Necesitamos un cambio cultural colectivo ya que la violencia de género no es un problema individual sino social”, subrayó el fundador de la CTA.

A su juicio, “las audiencias públicas son las herramientas principales para que el pueblo y las organizaciones políticas que se organizan en torno a distintas problemáticas discutan también desde la institucionalidad, para poder transformar en propuestas y en realidad todo lo que se viene trabajando. Por eso, los diputados nacionales tienen que abrir las puertas del parlamento ya que son representantes del pueblo. Humildemente, desde Unidad Popular venimos realizando las audiencias para trabajar distintas problemáticas sociales y creemos que la ciudadanía no puede estar ajeno a lo que se decide acá adentro”.

Referido a este anteproyecto, “vamos a seguir trabajando con cuerpo y cabeza para presentarlo como proyecto de Ley el próximo 25 de noviembre. Tenemos que lograr un presupuesto real y acorde a la necesidad de la violencia de género. No podemos permitir que solo se destine el 0,0027% como en la actualidad, ya que eso es negar un tema central en la vida de todos nosotros. Sigamos adelante para lograr presupuesto para la actual ley de Violencia de Género 26.485, y también luchemos para que este proyecto sobre la violencia de género en el trabajo sea tratado y votado”.

Rosario a la vanguardia

Liliana Leyes, secretaria de Género de ATE Rosario, fue la siguiente oradora: “La ley surgió de un caso concreto de una compañera asistente escolar que llegó en muy mal estado producto de las pastillas que le daba el psiquiatra producto de la violencia de género que soportó por muchos años. Las compañeras no están locas, tienen que tomar licencia por violencias de todo tipo. Luego vinieron casos de femicidio de compañeras y con otros colectivos logramos que en Rosario se declare la emergencia de género por tantos casos de este tipo. Ahí arrancó el camino de este proyecto de ley”.

“Cada 30 horas una mujer es asesinada por su pareja, por eso, los que militamos tenemos que tener políticas desde abajo para proteger a las compañeras. Este proyecto lo trabajamos en el marco de unidad en el que venimos construyendo día a día”, sumó su voz Maria José Jerez, secretaria de género de la CTA rosarina. “Por eso aunque salga la ley, tenemos que hacerla cumplir porque no podemos esperar a que haya voluntad política”, concluyó Jerez.

Marta Galante, directora de la Secretaría de Género de ATE Nacional señaló: “Lo que entendimos es que además del trabajo en cada territorio teníamos que nacionalizar el reclamo y por eso lo asumimos. Las mujeres padecemos esta violencia que es cultural, que no tiene que ver con el ámbito privado ya que es producto de la cultura patriarcal y machista de nuestra sociedad”.

Luego fue el turno de María Terragno, abogada de ATE y una de las personas que le dieron cuerpo al proyecto: “La alternativa no puede ser Trabajo o vida, un tema importante es que además de la licencia, las compañeras que sufren de violencia de género tengan la posibilidad de pedir el traslado a otra dependencia, y que se respete el derecho a la intimidad en el sentido de que no sean además estigmatizadas. No puede ser que además de ser violentadas tengan que cargar con el estigma de que están locas (por lo de la licencia psiquiátrica)”.

Silvia León, secretaria de Organización de ATE e integrante del Consejo Directivo Nacional agregó: “La violencia contra la mujer está instalada en los Medios pero el Estado no se hace cargo, no hay leyes y cuando hay no las cumple:no hay presupuesto, no existen dispositivos, no hay equipos de profesionales formados. No hay decisión política. Tenemos una presidenta mujer pero no hay políticas de género. Sufrimos la doble opresión, es decir de género y de clase. Por ello esto es un salto cualitativo”.

También hablo en la audiencia la secretaria de Género de la CTA Nacional, Alejandra Angriman: “Es importante porque esto saca el problema del ámbito privado y porque protege además a trabajadoras que antes no estaban contempladas debido a su precarización como son las trabajadoras rurales y las de casas particulares”.

Por su parte, Jorgelina Sosa, secretaria de Género de la CTA Capital recordó que ya se presentaron proyectos en la legislatura de la Ciudad y que hay que buscar consensos con otras organizaciones para concretar estas demandas de las compañeras: “tenemos que hacer esto por nosotras, por nuestras hijas, por nuestras nietas”.

La última en tomar la palabra, antes de que se abriera el debate a todas y todos los presentes fue Nina Brugo,secretaria de la Mujer de UP, quien recordó que ayer era el Día de la Lucha Internacional contra la violencia contra la mujer, además de ser el día que se recuerda la sanción de la ley del voto femenino”.

Contenidos destacados del proyecto

El proyecto abarca tanto el ámbito estatal como el privado y las diferentes modalidades de contratación.

Justifica las licencias que pueda requerir la víctima, sea por razones físicas o sicológicas cuando así lo determinen los servicios sociales de atención o centros de salud. En igual sentido, serán justificadas las faltas de puntualidad en el horario de trabajo.

También tendrá derecho a la reducción de la jornada, a la re ordenación de su tiempo de trabajo, a la movilidad geográfica y a la suspensión de la relación laboral, con la reserva de su puesto de trabajo.

Tampoco podrá ser despedida en los dos años posteriores a la realización de la denuncia.

Foto: Martín Brunas

Por Miguel Aguirre e Inés Hayes, del equipo de Comunicación de la CTA.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *