Blasco: “El aumento que conseguimos es el mejor de la Provincia”

hugo-blasco-3

El Secretario General de la Asociación de Judiciales Bonaerenses (AJB-CTA) y Secretario de Derechos Humanos de CTA Nacional, Hugo Blasco, habló sobre de la realidad de los trabajadores en la provincia. “Actuar en la unidad de la acción con otros sectores sólo significa que juntemos nuestras fuerzas en pos de algo que es común a todos”, destacó el dirigente.

-¿Cuál es la actualidad de los judiciales en la provincia de Buenos Aires?

– Nosotros venimos de una disputa salarial con el gobierno, que abarcó desde principios de febrero hasta marzo/abril, donde llegamos a un acuerdo que de ninguna manera responde cabalmente a todo lo que veníamos planteando en cuanto a necesidades, recomposición y aumento salarial. Pero, fue lo que fuimos capaces de poder alcanzar es esa etapa. Es un aumento que relativamente hablando, es el mejor con respecto a otros gremios de la provincia, pero que, de todas maneras está muy lejos de ser el aumento que pretendíamos tener.

Lo que sí es que este año avanzamos más que en el 2013 y creemos que cuando sea la próxima apertura de paritarias, el año que vienen o ya sea en este segundo semestre, porque hay que tener en cuenta la inflación y como se va licuando nuestro salario, podamos ser capaces de sumar esfuerzos, inteligencias, creatividades, fortalezas. Porque es lo que nos va permitir a todos al conjunto de los trabajadores estar en una situación salarial en una discusión salarial posicionados desde otra relación de fuerza.

-Si bien reconoce al aumento como el mejor de la Provincia y a la vez le realiza críticas, ¿por qué cree que hubo algunas departamentales que votaron en contra y otras a las que les costó decidirse?

– Hay departamentales que aceptaron la oferta anterior y rechazaron la última que era mejor. Este tema es multicausal; en primer lugar porque hay que partir de la base sobre qué análisis hace cada sobre las posibilidades que tenemos de poder avanzar más, por otro lado hay lagunas críticas de algunos sectores de nuestros compañeros (sectores de categorías digo) que por ahí se sienten postergados en cuanto al aumento en porcentajes, respecto a las categorías más bajas.

El problema es que un aumento igual en porcentajes para todos, quizás hubiese significado un porcentaje menor para todos también, pero en realidad, lo que tenemos que pensar también como aspecto positivo, entre el aumento a las últimas seis categorías, la diferencia entre ellos y los jueces en cuanto a los porcentajes. Una diferencia que hacía muchísimos años que no se daba, 11 puntos de aumento de bolsillo entre las últimas 6,7 categorías y los jueces.

Y esto lo digo porque nosotros cuando estamos hablando del aumento, estamos hablando de dos variantes básicamente; una que es la recomposición como para poder recuperar el poder adquisitivo perdido producto de la inflación, pero el otro también es el aumento salarial que nos permita avanzar en una participación del ingreso al poder judicial diferente a la actual. Entonces, en ese sentido tener un aumento de 11 puntos por encima de lo que tiene un juez, eso también implica una recuperación hacía el interior del poder judicial.

Nosotros al haber perdido su vigencia la ley porcentual allá por el 94 esto nos significó a los trabajadores con respecto a los jueces una pérdida de participación en la distribución del ingreso en el poder judicial.

Todo esto nos da la posibilidad de que si tenemos un porcentaje de aumento sabemos que de lo último que cobramos le cargamos ese porcentaje y eso es lo que vamos a cobrar. Además todos nuestros aumentos se trasladan a los jubilidas y pensionados

Absolutamente todos los aumentos, además nuestros aumentos son todos contributivos a la seguridad social, ya sea, el IPS como el IOMA. No tenemos sumas en negro son todas sumas remunerativas y además son bonificables. Esto también es consecuencia de una coherencia política de la AJB alrededor del tiempo. No es algo que acurra ahora porque lo logramos ahora, esto es porque lo venimos trabajando desde hace muchísimos años de toda la vida y es lo que nos ha permitido llegar a esta situación.

-¿Dónde radica la importancia de que vuelva la ley porcentual?

– En establecer una relación entre salarios en el Poder Judicial más equitativos y más justos. Porque si no tenemos la realidad que tenemos hoy. Hay jueces o sectores que un aumento determinado les permite tener un aumento que es el salario de muchas categorías. Si alguien que gana 50 mil pesos tiene el aumento del 20 por ciento estamos hablando de 10 mil pesos de aumento y 10 mil pesos es el sueldo que tienen una parte más que importante de nuestros trabajadores.

-¿Hay que aplicar la ley porcentual o bajar algunos sueldos de jueces?

– No, no se trata de bajar sueldos. Se trata de aplicar la ley porcentual. Aplicar el sistema porcentual, que sea a través de un acuerdo colectivo, para mí es lo más seguro y para nosotros como gremio también, que sea a través de una ley, pero el sistema porcentual tiene que ser reinstalado.

De hecho el sistema porcentual con sus características locas se está difundiendo a lo largo del país en distintas provincias, en el ámbito de la justicia. Tiene sistema porcentual; la justicia de la Cuidad de Buenos Aires, la Provincia de Chubut, Neuquén, Salta, Entre Ríos, tiene un sistema parecido a la porcentual pero es con enganche nacional de la Santa Cruz. De manera tal que en ese sentido lo que es los bonaerenses estamos rezagados, lo que es las tendencias que se están dando en los distintos poderes judiciales del país. En otras provincias se está discutiendo de forma muy avanzada la implantación del sistema porcentual, por eso la pérdida nuestra de la porcentual y del enganche fue producto del ajuste y entendemos que en una forma de decir que no se está con el ajuste, el gobierno debería estar de acuerdo con impulsar la porcentual

-¿Por qué la gente se enoja cuando los judiciales salen a la calle?

– Hay un pre concepto que es que los judiciales ganamos mucho dinero y que somos casi la aristocracia obrera. Pero esto, es una construcción cultural que se ha venido instalado falsamente en la sociedad, pero no es producto del pueblo que piense eso si no que es que desde distintos sectores se piensa así. Además, que hay quienes asocian la suerte de los trabajadores judiciales a la suerte de los jueces, y estamos hablando de cosas muy distintas. Entonces la imagen que la gente tiene es la de los jueces o las juezas que ganan mucho dinero (en algunos casos son sueldos muy importantes en otros no tanto, pero son sueldos importantes) y que además es gente que no resuelve jurídicamente como muchos esperan, entonces, “hacete amigo del juez” es viejo esto, pero, hace amigo del juez por no negativo, no por lo positivo que tiene esa figura.

Eso es algo que se intenta instalar desde el propio gobierno nacional; cuando la Presidenta sale a descalificar a los trabajadores docentes, ni más ni menos, que en la apertura de las sesiones, realmente es muy fuerte eso.

Eso es un mensaje que como Nora de Lucía al lado de la Presidenta es una funcionaria de cuarta, de cuarto nivel, quinto nivel. No sé cuál. Como no va salir Nora de Lucía a decir lo que dice si la Presidenta la acredita. Es como el tema a la represión a las movilizaciones callejeras; si está de acuerdo la Presidenta, como no va salir Berni a hacerse en Rambo por las calles. Si aplaude la condena de cadena perpetua a los trabajadores de Las Heras, cómo un juez no se va sentir respaldado en seguir condenando trabajadores si la Presidenta está de acuerdo. Estas cosas son muy fuertes y hay que llamarlas por su nombre, y hay que decirlas con toda la crudeza que sea necesario decirlas, porque si no nos engañamos entre nosotros mismos.

-La primera paritaria de este año fueron los docentes, como siempre, ¿algún día se va invertir el orden?

– Nosotros se los planteamos al Ministerio de Economía este año, y decían que era difícil cambiar. Pero en realidad esto responde a una lógica que no es de ahora, ya hace unos años que vienen, y es que los docentes sean la referencia del aumento salarial para el resto del estado. Esto es así. Así como algún sindicato privado lo es para el sector privado; intentaron en su momento lo hacían con Moyano, ahora posiblemente sea la UOM. Y en el caso de los estatales a los docentes se los pone como referencia. En realidad hay que tener en cuenta que en el país no solamente en la provincia de Buenos Aires la mayoría de los estatales son docentes. Entonces muy fuerte que el estado llegue a un acuerdo con los docentes. Para el gobierno de turno es una situación sumamente interesante, porque el conflicto docente es el que realmente genera una repercusión social como ningún otro conflicto lo puede generar. Nosotros, los judiciales, ¿quién se entera que estamos en conflicto? Más que nada los abogados, pero al margen de eso no es un conflicto que trascienda como puede trascender el hecho de que no haya clases durante dos o tres días en la Provincia res, son millones de alumnos que no van a clase, son miles y miles de docentes que no van trabajar. Es un conflicto diferente, nosotros los judiciales contando los jueces y demás no llegamos a 25 mil personas, docentes hay como 200 mil. Pasa con la salud pública, la salud pública este año los profesionales de la salud entre enero y febrero tuvieron entre 6 y 8 paros. No se enteró nadie, porque ni siquiera son tapa de los diarios porque no les interesa. O en todo caso les interesa hacerlo invisible.

-Se lograron juntar para el tema del organismo imparcial pero ¿cómo discutir salarios y otras cuestiones si hay 2 CTA y 3 CGT?

– Con respecto al tema del organismo imparcial, esta cada una de las centrales y cada uno con su quinta. Pero se puede hacer. Lo hicimos con el aguinaldo, aquella vez no estaban todos pero estábamos la mayoría. Lo hicimos en el 2008 con el proyecto de Scioli legislativo sobre el sistema previsional. O sea, se puede hacer, más allá de las diferencias se puede hacer. Si somos capaces de entender que lo que está en juego son cosas que nos involucran a todos esto es la famosa unidad de acción.

Actuar en la unidad de la acción con otros sectores, no significa ser aliados ni nada por el estilo. Solo significa que juntemos nuestras fuerzas en pos de algo que es común a todos.

El salario es un tema que nos trasciende a todos, es decir, más allá de todas las diferencias que tengamos hay que discutirlo y hay que discutirlo bien. Ahora el problema que tenemos a veces es que tenemos que analizar las cosas no desde un lugar idealizado sino desde un lugar real. Cada sindicato con sus conducciones, cuán lejos o cerca esta del gobierno de turno, si hay cambio de figuritas, al margen de la cuestión que se plantea públicamente. Es difícil entender cómo un sindicato o una conducción de un sindicato hayan aceptado algunas ofertas salariales que son realmente vergonzosas.

fuente:agencianova

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *