“La Emergencia de Inseguridad es simplemente una propuesta electoralista”

Sipoba

Nicolás Masi, Secretario General del Sindicato de Policías de la provincia de Buenos Aires, cuestionó las medidas tomadas por Scioli y explicó como repercute las condiciones de trabajo de “la fuerza” en la comunidad.

“La reforma que se pretende hacer no vislumbran algo a futuro. No creemos que sea la solución llamar a los oficiales retirados. Creemos que puede haber una policía municipal pero no en las condiciones que tiene el país. Hoy por hoy con el grado de corrupción que tiene la fuerza no podría darse. Por ejemplo. si se establece un desarmadero en una ciudad es con la complicidad del mismo intendente, que es el primer enterado de su instalación. Entonces, el policía se ve en la imposibilidad de intervenir porque atenta contra su propio jefe.


¿Existe ejemplo en Latinoamérica de este tipo de policía?

Hoy vos le das el poder de policía al intendente y él cuando esté en campaña lo primero que va a hacer es reprimir con la fuerza policial al pueblo que es el opositor. Los ejemplos están a la vista, en Méjico, por ejemplo, fracasó porque hicieron eso para atacar el narcotráfico y al final los narcos estaban en la gloria, porque se corrompía en estructuras más abajo. No necesitabas corromper a un gobernador para llevar la droga sino a un intendente.

¿Como sería la reincorporación de agentes retirados que propone Scioli?

El primer choque que tiene el gobierno es que las organizaciones sociales le cuestionan la convocatoria de personal de dudosa relación con los derechos humanos, pero esa gente ya tendría el límite de edad pasado. Los que se reincorporarían no tienen que tener sumarios por esas violaciones, y no han tenido carpeta psiquiátrica, suponemos. Lo que interpretamos es que fue una convocatoria muy para la demagogia, es para decir que se están preocupando pero no es así.

¿Es necesario incorporar más policías o mejorar sus condiciones de trabajo?

Hoy un tercio de la fuerza está enfermo, y más allá de los que buscan no ir a trabajar, hay muchos compañeros que están enfermos por la misma manera de funcionar la institución. Al no considerarlos como trabajador sino un número, y al tener la moral baja sin trato humano, se refleja en esta situación.

Scioli decretó una emergencia en seguridad y se endeudó en 600 millones con el Banco Provincia,pero esas decisiones deberían pasar por la Legislatura, porque acá se genera un gasto que no está en el presupuesto y a eso hay que agregarle todas las deudas que tienen con el personal policial de las reformas de Canals, y Arslanian, que Scioli no se quiere hacer cargo y van a quedar como deuda para nuestra provincia.

¿Es decir que más allá de más gasto, la reforma no sería eficiente para la seguridad de la población bonaerense?

Para nosotros la Emergencia es simplemente una propuesta electoralista, ya estaba concebido en diciembre, tenía el arreglo con la fábrica de autos pero necesitaba la plata, y en una planificación bien hecha no necesitás comprar 30.000 chalecos de golpe. Lo que pasa es que quiere subir en las encuestas para ser presidente y larga este plan para los medios de comunicación como propaganda.

Los ingresantes a la fuerza

La sensación de inseguridad está llevando al gobierno provincial a que tenga una convocatoria del personal que quiere ingresar a la fuerza, el problema de los cadetes no es nuevo porque fueron utilizados en el verano para realizar el operativo Sol, cuando Granados mandó todos los egresados a la costa, y a distintos lugares del conurbano, y a ninguno les pagaron las horas extras.

Nosotros hablamos con las autoridades por este tema, y se les pagó, pero dentro de la escuela se los amenazó. Les dijeron que no tenían los derechos de organizarse y se les dijo que faltando dos días para terminar la carrera se los iba a expulsar. Por eso quisimos tener un dialogo franco con el Ministerio de Seguridad pero no lo logramos. Esto evidentemente es más de los mismo.

¿Les dieron alguna otra respuestas?

Hablamos con Edgardo Amarilla, un miembro del equipo de Granados, y nos dimos cuenta que esto es lo mismo que las gestiones anteriores, es más maquillaje y no pretenden solucionar nada.

Como SIPOBA exigimos condiciones y ambiente de trabajo, no más sometimiento ni servidumbre, no más horarios extenuantes sin la paga correspondiente. Lo que pasa es que la vieja escuela, dice que los policías tienen que estar a disposición del Ministerio las 24 horas al día, esto es de corte militarista. No tenes derecho ni siquiera a ver a tu familia.

CTA Buenos Aires.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *