Los problemas no se terminaron, la lucha tampoco

06-3-b3b49En tres semanas de paro sin descanso, los docentes hemos dado muestras de gran dignidad. Llevamos adelante una lucha ejemplar, no sólo para nosotros, sino para el conjunto de los trabajadores de nuestro país.

Asambleas por escuela y zonales, con padres y alumnos; radios abiertas; marchas por los barrios; marchas multitudinarias; marcha de antorchas; marcha a pie desde Ensenada a gobernación ( más de 8 km) con dos mil trabajadores del Astillero Rio Santiago; el apoyo de los pequeños productores quinteros, campesinos sin tierras, desde los cortes de ruta 2 y ruta 36; la participación de auxiliares de escuela y estatales de Educación Sede, IOMA y otras dependencias; las clases públicas de los estudiantes de Trabajo Social; la concreción del Plenario Regional de delegados y organizaciones gremiales, sociales y políticas. Todo eso es parte de nuestro haber y no lo tenemos que perder ni regalárselo a nadie.

Ninguno de nosotros empezó esta lucha y la terminó con la misma cabeza. Nuestra conciencia se ha enriquecido en esta práctica, que pasará a la historia grande de la lucha docente. Le dimos batalla al gobierno de Scioli y de Cristina que nos querían imponer un 18%. Les doblamos el brazo, porque los obligamos a poner mucho más plata de lo que estaban dispuestos.

¿Estamos satisfechos? De ninguna manera, porque lo que ofrecieron hoy no compensa lo perdido por la inflación en los últimos años, y mucho menos la que se va acumulando en 2014, con devaluación y tarifazos como el anunciado el jueves 27, como si fuera una ley divina.

Los docentes platenses volvimos a estar a la altura de la lucha y de las circunstancias. En una asamblea (que la agrupación celeste pretendió deslegitimar retirándose de la misma), rechazamos el aumento insuficiente y decidimos mantener la marcha de antorchas el domingo a las 18 hs. en la plaza Italia; desarrollar actividades el viernes 4, aniversario del asesinato de Carlos Fuentealba en el marco de la continuidad de nuestra lucha; hacer el paro nacional de la CGT y CTA el 10 de abril, junto al resto de los trabajadores que apoyaron nuestra lucha.

Denunciamos la forma apresurada de decidir, que impuso Baradel, cuando el gobierno hace meses que nos viene bicicleteando sin llamar a paritarias. ¿Cuál era el apuro de decidir el mismo viernes sin poder ver la grilla salarial? ¿Cuál era el apuro de llamar a asambleas distritales a dos horas de haber recibido la propuesta? ¿Por qué no se podía llamar a asambleas por escuela desde el día siguiente, con la propuesta en la mano, para que cada compañero, que fue protagonista de esta lucha histórica, decidiera y firmara un mandato que permitiera que todas las voces y posiciones fueran escuchadas y tenidas en cuenta?

¿Les tienen miedo a los docentes? ¿No confían en la propuesta que recibieron? ¿O vieron que nuestra inmensa lucha empezaba a afectar la imagen política de la Sra. Presidente y sus planes para que los trabajadores paguemos la crisis y la inflación? Si el acuerdo es tan bueno, no hay que tenerle miedo a la opinión de los compañeros.

La docencia de la provincia no es la misma que empezó este plan de lucha. Mal que le pese a muchos. Sobre todo al gobierno de la Pcia. Nos hemos declarado en rebeldía y la rebeldía no se para con decisiones apresuradas, con acuerdos que desconoce el grueso de los docentes. Por eso vamos a seguir peleando. Por nosotros, por la escuela pública y por el derecho a la educación de nuestros alumnos.

Aunque hayan levantado el Paro, la convicción, el entusiasmo y la unidad alcanzados en estos días nos permiten continuar la pelea por todos los problemas que padecemos en la escuela y en el país.

¡FUERZA COMPAÑEROS!

Fuente: Lista AZUL y BLANCA en la conducción de Suteba La Plata y CTA La Plata Ensenada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *