Conflictividad laboral: Informe anual 2011

A continuación presentamos una síntesis de los principales aspectos contenidos en este informe:

En el año 2011 relevamos información correspondiente a 754 conflictos laborales, de los cuales 423 corresponden al ámbito privado, 299 al sector público, 11 a ambos sectores, y 21 al sector informal.

Las actividades que presentan una mayor cantidad de conflictos laborales son transporte, almacenamiento y comunicaciones (24% del total), seguida por administración pública (21%) e industria manufacturera (13%).

La distribución geográfica de la conflictividad laboral presenta una marcada concentración en el área metropolitana de Buenos Aires (26% del total) y en la región pampeana (24%). Sin embargo, cabe destacar la existencia de una fuerte conflictividad en la región patagónica, ya que a pesar de contar con una cantidad significativamente menor de trabajadores, explica el 26% del total de conflictos relevados. En esta región sobresalen los conflictos en el sector petróleo, minas y canteras, y también en la administración pública.

En cuanto a los sujetos de la conflictividad laboral, en una amplia mayoría han sido impulsados por sindicatos de base o seccionales locales (561 casos), con una presencia mucho más acotada de las federaciones o uniones (33 casos) y de las centrales o confederaciones (31 casos). En 20 conflictos estos tres sujetos han actuado de forma conjunta. Por su parte, a lo largo del 2011 hemos relevado información sobre 80 conflictos llevados adelante por trabajadores sin representación formal.

En el sector privado se mantiene esta distribución, y se consolida una tendencia hacia la descentralización de los sujetos de la conflictividad laboral, ya que crece en términos relativos la participación de los sindicatos de base y seccionales (pasa de un 51% del total en 2007 a un 78% en 2011), mientras que decrece en una proporción similar la participación de los sindicatos de ámbito nacional (pasan del 35% en 2007 al 9% en 2011). Por su parte, se mantiene sin mayores variaciones la participación relativa de conflictos llevados adelante por trabajadores sin representación formal (en torno al 13% del total).

En cuanto al ámbito donde se desarrollan los conflictos laborales, seguimos registrando una amplia mayoría a nivel de empresa o grupos de empresas, que explican el 82% del total, mientras que los conflictos por rama o actividad alcanzan al 18%. Aquí también se consolida una tendencia a la descentralización de la conflictividad laboral, por cuanto en el año 2007 esta relación era 68% – 32%.

En el sector público, la mayoría de los conflictos se desarrollan a nivel provincial (63% del total), seguidos por los conflictos municipales (22%), y finalmente los conflictos a nivel nacional (15%).

El contenido de los reclamos laborales se vincula mayoritariamente a reivindicaciones económicas (aumentos salariales y adicionales) que explican el 28% de las causas totales presentes en los conflictos relevados. A su vez, las situaciones de crisis (despidos, suspensiones, vaciamiento de empresas) representan el 25% del total. Finalmente, los reclamos por otras condiciones laborales no salariales (modalidades de contratación, precarización) representan el 23% del total.

Sin embargo, si separamos los conflictos del sector privado y el sector público, vemos un comportamiento diferencial. En efecto, dentro del sector público existe una mayor participación relativa de los conflictos por reivindicaciones económicas y condiciones laborales no salariales (principalmente la contratación precaria de los trabajadores), mientras que en el sector privado predominan los reclamos por situaciones de crisis y conflictos de representación (encuadramiento, persecuciones antisindicales).

En el sector privado la presencia mayoritaria de reclamos por situaciones de crisis y conflictos de representación se verifica desde el año 2009, ya que hasta entonces habían predominado los conflictos por reivindicaciones económicas (54% del total en 2007, y 23% en 2011).

Fuente: www.agenciacta.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *