La Mesa de la CTA celebró la jornada del 8 de junio

A 72 horas del exitoso paro nacional del viernes 8 de junio, se reunió en la sede de la CTA la Mesa Nacional cuya conducción ponderó la importancia de la medida que volvió a demostrar que ésta es la Central que lleva adelante la lucha de los trabajadores.

Luego del análisis de la situación política y económica actual hecha por el secretario general de la CTA, Pablo Micheli, cada secretario general de las provincias y cada integrante de la Mesa Nacional realizó una descripción del paro en sus localidades y ámbitos laborales.

En todas las intervenciones se destacó lo atinado que fue hacer el paro en esta coyuntura política y la adhesión que tuvo por parte de todos los sectores de trabajadores: estatales, docentes, privados, desocupados, territoriales y jubilados.

“Lo que pasó el viernes no es casualidad es fruto de la consecuencia de una construcción que venimos llevando a cabo desde hace mucho, este paro lo discutimos con los trabajadores de todo el país, no solamente en las capitales de las provincias sino en los pueblos. Me siento orgulloso de estar en la CTA y de conducir este proceso que está dando frutos”, felicitó a todos y todas, Pablo Micheli.

En relación a las declaraciones de Abal Medina, Micheli dijo: “Estos tipos no tienen argumentos para descalificarnos y por eso nos llaman marginales. Nosotros podemos discutir con distintos sectores gremiales. La CGT que negó a la CTA durante mucho tiempo tuvo que reconocerla como organización y salir a decir que apoyaban al paro, esto es de destacar y pone de manifiesto el salto cualitativo y cuantitativo que tuvo la CTA en estos dos años”.

Micheli llamó también a seguir trabajando en la construcción de la acumulación de fuerzas en el sector privado y en la juventud: “vamos a convocarlos (a los jóvenes) a un encuentro a fines de junio pero no para decirles qué hacer sino para ver con ellos cómo podemos trabajar juntos. No es cierto que todos los jóvenes están en La Cámpora”.

En cuanto a la relación de la Central con la CGT, volvió a repetir: “Debemos avanzar con el sector de Moyano en una acción conjunta pero no construir una unidad permanente sino una unidad de acción con los reclamos que tenemos en común hacia el Gobierno”. En respuesta a los que llaman a la CTA opositora, Micheli volvió a explicar: “La CTA no es opositora al Gobierno porque no es un partido político sino una Central que reivindica los derechos de los trabajadores”.

Durante la reunión, que duró más de 5 horas, todos los que tomaron la palabra coincidieron en que el paro y los cortes de rutas y puentes volvieron a colocar a la Central en el centro de la escena y demostraron que la CTA tiene un programa y un proyecto de sociedad en la que caben todos y todas. Se habló de la necesidad de seguir construyendo consenso en el movimiento popular para garantizar ese programa, además de promover la unidad con los sectores sociales y gremiales que estén de acuerdo con que la crisis no sea pagada por los trabajadores.

Además, se acordó que el 25 de agosto se llevará a cabo un congreso de trabajadores privados en Ferro (Ciudad de Buenos Aires) y un encuentro de juventud para este mes. Se acordó la realización de asambleas distritales hacia la Constituyente Social: por poner dos ejemplos, en julio habrá una en Ushuaia y en agosto dos en las localidades salteñas de Pichanal y Orán. Otra de las medidas decididas fue respaldar el paro que harán los trabajadores de ATE el 27 de junio.

La reunión finalizó con la convicción de que la Central es el nuevo sujeto político de cambio en esta situación de crisis económica y política. No lo dicen detrás de un escritorio: lo demostró la clase trabajadora en la calle.

Fuente: www.agenciacta.org

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *